Columna AL TANTO… ENTRE LA LEY Y EL ORDEN: EL PROCESO ELECTORAL AVANZA

Comparte:

José Antonio Ortega

Todo sistema democrático debe tener pesos y contrapesos. Órganos electorales y jurisdiccionales que lo conduzcan. En México, por fortuna, los tenemos. Es gracias a ellos que la ley prevalece sobre la presión política. La razón jurídica se impone sobre el amago y la descalificación a ultranza.

Luego de un mes de impugnaciones y protestas, el debate llega a su fin. El órgano jurisdiccional actúa conforme a derecho. Los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), emiten el veredicto final. Resuelven sobre las candidaturas a Gobernador en Guerrero y Michoacán.

Deciden ratificar las sanciones impuestas por el Instituto Nacional Electoral (INE). Aprueban que  la pérdida de registro de Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón Orozco, se apega a la norma. Morena y sus candidatos omitieron presentar el informe de gastos de precampaña.

El partido que dirige Mario Delgado Carrillo, hace agua. Obtiene la máxima sanción. Quedan canceladas definitivamente éstas candidaturas por infringir los artículos 227, 229 y 456 de la Ley General de Instituciones y Procedimiento Electorales (LEGIPE). No hay otra instancia y lo que sigue es sustituir a sus candidatos en un plazo de 48 horas.

Pero no sólo eso, Morena recibe otra lección en materia electoral. Las Magistradas y Magistrados de la Sala Superior del TEPJF avalan la legalidad del acuerdo del INE, para evitar ningún partido político cuente con más de 300 diputados federales y exceda en ocho puntos a su porcentaje de la votación nacional válida emitida.

Ratifica la norma lo establece la fracción V. del artículo 54 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que impide la sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados.  Sentencia que todos los partidos deben cumplir, aunque Morena jure y perjure que lleva dedicatoria. No es así, el  árbitro aplicó la regla el órgano jurisdiccional la avaló.

Mientras tanto…

Cumplidos los plazos y términos de Ley. La clase política mexiquense se encuentra lista. Los partidos políticos aguardan la respuesta a sus solicitudes. Están a la expectativa de la validación de sus candidatas y candidatos. Atentos a la decisión del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM).

A la espera del banderazo de salida, afinan sus estrategias. Detallan los preparativos para recorrer los 45 distritos locales electorales. Los territorios de cada uno de los 125 municipios en los que van a participar. Allí están, impacientes, los abanderados y abanderadas de las coaliciones “Va por el Estado de México” y “Juntos haremos historia por el Estado de México”.

Pero también las candidatas y candidatos de los partidos Nueva Alianza Estado de México, Movimiento Ciudadano y las fuerzas emergentes representadas por Redes Sociales Progresistas, Fuerza por México y Encuentro Solidario.

Al igual que las coaliciones y los 14 candidatos independientes, se preparan para proceder este jueves 29 de abril al registro de candidaturas para diputaciones locales de mayoría relativa y de representación proporcional. Así también para el registro de candidaturas para integrantes de los ayuntamientos.

Ya falta poco, es el último paso. Saben que con el cierre del mes, se abre el periodo de campañas. A partir del próximo viernes 30 de abril y hasta el 2 de junio. Inicia la actividad proselitista en un marco inédito. Una etapa de 34 días para persuadir y convencer a 12 millones 376 mil 517 electores. Un cuesta arriba acotado por la pandemia y la amenaza de una temida tercera ola de contagios.

Por lo tanto…

La sentencia de la Sala Superior del TEPJF, deja en claro que el INE tiene capacidad de regulación. Que los ciudadanos contamos con una institución garante de lo que establecen la Constitución y las leyes electorales, que obligan a los actores políticos a conducirse de acuerdo a las reglas vigentes.

Esta decisión debe sentar un precedente para cerrar el paso a candidatos y partidos que pretendan pasar por alto el modelo de fiscalización. En todos los casos, debe aplicarse la ley e imponer la sanción más alta, para quienes aspiren a manejar los recursos públicos de cualquier entidad de gobierno.

La dura lección que recibe Morena, deja al descubierto a un dirigente nacional bisoño. Falto de tablas y oficio político. Carente de una estructura jurídica y legal para atender los plazos y términos de ley, en todas las etapas del proceso. Especialmente en los informes y gastos de precampaña y de campaña.

Es bienvenida la determinación de cancelar las candidaturas a quienes incumplan con la norma. La ratificación del acuerdo para impedir a cualquier partido político, la sobrerrepresentación en la Cámara de Diputados. Son decisiones que nos recuerdan que México es un país de leyes. Aire fresco que sanea el espacio público.


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *