EEUU estaría preparando un montaje como el de Irak o Siria para acusar a Rusia de usar armas de destrucción masiva

Comparte:

Carlos Manuel Elizalde/Apocaliptic.com

25 de abril de 2022.- El Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia afirmó que posee información relacionada con la preparación de montajes por parte de los Estados Unidos de América para acusar a las Fuerzas Armadas rusas de utilizar armas nucleares, químicas, biológicas o tácticas, es decir, armas de destrucción masiva.

Para el gobierno de la Federación Rusa este plan ya se ha desarrollado y representa una respuesta al éxito de Rusia en la realización de la operación militar especial para liberar a Ucrania de los Neonazis y salvaguardar la seguridad (a la que toda nación tiene derecho) de Rusia.

El Ministerio de Defensa Ruso recordó que tan sólo en marzo y abril, los altos funcionarios de los países occidentales han estado haciendo declaraciones regulares provocativas de «advertencia». Los medios de comunicación pro occidentales propagan los puntos sobre la posibilidad de que Rusia utilice armas de destrucción masiva.

Por ejemplo, el Consejero de Seguridad Nacional J.Sullivan ha comentado las palabras de Biden de que EE.UU. “en especie” esperaría el posible uso de armas de destrucción masiva por parte de Rusia. Y el 27 de febrero, el representante permanente estadounidense ante la ONU, Greenfield, anunció la intención de Rusia de utilizar cualquier instrumento «bajo una bandera falsa», incluidas las armas químicas y biológicas, para intimidar a la población ucraniana y a la comunidad internacional.

En este contexto, el Departamento de Estado estadounidense consideró positiva la transferencia de hasta 400 equipos de protección personal, 390 dispositivos de reconocimiento NBC y 15 vehículos de reconocimiento ‘Stryker’.

Ejemplos de falsificación y montajes de Estados Unidos

Este tipo de proyectos ya ha sido implementado muchas veces por Estados Unidos para lograr sus objetivos. El ejemplo más vívido de una provocación informativa es el discurso del secretario de Estado estadounidense Colin Powell el 5 de febrero de 2003. El frasco con detergente para ropa en sus manos proporcionó un pretexto para invadir Irak y causó la muerte de medio millón de civiles.

En 2017, las fotografías ampliamente difundidas de los ‘Cascos Blancos’ que mostraban a personas tomando muestras en un lugar del presunto ataque con gas sarín y usando simples vendas de gasa, mientras que las personas que estaban alrededor carecían de equipo de protección personal, provocaron un ataque con misiles en el aeródromo de Shayrat, en Siria.

 

Y en 2018, una puesta en escena de los niños sirios supuestamente envenenados con cloro provocó la destrucción de un centro de investigación científica en Barzeh y Jamra. Sólo el testimonio de los testigos de esos acontecimientos que la Federación de Rusia llevó a La Haya ha abierto los ojos de la comunidad internacional sobre estos acontecimientos. Hasta ahora, nadie ha rendido cuentas por esas acciones contra la humanidad.

Antes esta coyuntura y la propia historia, el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa prevé tres posibles escenarios para la puesta en escena preparada por USA.

Se habla de tres escenarios posibles a aplicar para acusar a la Federación Rusa.

El primero es un ‘incidente escenificado bajo una bandera falsa’ que es el más probable.

Esto podría incluir un uso real de armas químicas y biológicas que causarían muertes entre la población o la puesta en escena de ‘sabotajes’ de Rusia en las instalaciones de Ucrania involucradas en el desarrollo de componentes para armas de destrucción masiva.

El escenario mencionado anteriormente se puede implementar en las instalaciones químicas y biológicas ubicadas en Kharkov y Kiev. También puede ocurrir una provocación en las instalaciones de energía nuclear: sobre todo, podría referirse a la central nuclear de Zaporozhie controlada por la Federación Rusa. El 21 de abril, un convoy de 10 vehículos motorizados que transportaba mercancías peligrosas a la central nuclear fue detenido y girado hacia Zaporozhie.

Además, los líderes de Ucrania están considerando seriamente atacar la instalación de almacenamiento de desechos radiactivos en la antigua planta química Pridneprovsky en el pueblo de Kamenskoye en la región de Dnipropetrovsk. El Ministerio de Defensa tiene documentos que confirman el estado crítico de la instalación de almacenamiento y el gasto inadecuado de los fondos asignados por la Unión Europea para el mantenimiento de la instalación.

El segundo se refiere a un “uso máximamente encubierto de armas de destrucción masiva en pequeños volúmenes” para neutralizar la fuerza de voluntad y la capacidad de resistencia en el cumplimiento de una determinada tarea operativa.

Se suponía que este escenario se implementaría en ‘Azovstal’. Pero la orden del Comandante en Jefe Supremo de cancelar el asalto a la entidad ha frustrado los planes del Pentágono.

El tercero y el menos probable es el “uso manifiesto de armas de destrucción masiva en un área de combate” en caso de que no se logre usar armamento convencional en la zona de combate.

Este escenario se consideró para Slavyansk y Kramatorsk que se habían transformado en ciudades fortificadas.

La alta probabilidad de escenificar la aplicación de armas químicas está confirmada por los hechos del suministro de antídotos con sustancias tóxicas a Ucrania. Solo en 2022, a pedido del Ministerio de Salud de Ucrania, más de 220 mil viales con atropinas. Este hecho es una evidencia de una preparación dirigida de una provocación que incluye el uso de sustancias tóxicas paralizantes de los nervios.


Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Clic aquí para ver Apocaliptic en Google Noticias, suscríbete dando clic a la estrella