Origen no es destino… Brenda Cervantes, académica de la #UAEMéx

Comparte:

Siempre hay un camino para lograr tus metas, afirma la también investigadora de la UAEMéx

Ecatepec, Edoméx.- Para concluir sus estudios de la Licenciatura en Psicología, Brenda Sarahí Cervantes Luna contó con el apoyo de una beca por parte de su Alma Mater, la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx); sin embargo, también trabajó como niñera, mesera, en un puesto de verduras en el tianguis y en una tienda de muñecas.

Hoy, a los 37 años de edad, es Doctora en Psicología y Salud, Profesora de Tiempo Completo en el Centro Universitario Ecatepec de la Autónoma mexiquense -donde fue estudiante- y miembro Nivel 1 del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Originaria de la Ciudad de México, la universitaria refirió que cuando tenía cinco años de edad, su familia se mudó al municipio de Ecatepec, en el Estado de México. Cuando tenía 10 años fue notorio que la visión de Brenda no era la adecuada, así que sus padres la llevaron al oculista, quien se dio cuenta que ocurría algo más grave y la canalizó con el oftalmólogo.

Entonces, dijo, “empezó mi peregrinar por los hospitales y en todos lados el diagnóstico fue el mismo: toxoplasmosis ocular en ambos ojos”, una patología cuyos síntomas más habituales son visión borrosa, dolor ocular y trastornos de la marcha y el equilibrio.

“La sentencia fue muy clara. Esta enfermedad no tiene cura y en seis meses su hija ya no va a ver y sus ojos se van a colocar en blanco», relató.

Brenda señaló que siempre supo que quería estudiar. Sus padres le inculcaron que tenía que continuar aun cuando ambos estudiaron hasta la primaria. Mi mamá, indicó, “es ama de casa y siempre busca qué vender, colchas, ropa, comida, para tener entradas extras. Mi papá fue despachador en una gasolinera, aunque en algún momento cruzó a Estados Unidos, pero prefirió regresar y estar con su familia”.

La licenciatura y el nacimiento de la inquietud por la investigación

La académica e investigadora universitaria refirió que el primer contacto que tuvo con la Autónoma mexiquense fue cuando realizó sus estudios en la Secundaria “David Alfaro Siqueiros”, que fue donde inició el trabajo del hoy Centro Universitario Ecatepec de la UAEMéx. “En la mañana era secundaria y en la tarde era universidad, así fue como supe que existía la Autónoma mexiquense”, dijo.

De aquellos días, contó, tiene recuerdos muy importantes; por ejemplo, la UAEMéx dotó a la secundaria de mobiliario nuevo, pizarrones y bancas, y para ellos fue genial; además, “un profesor nos dijo, oigan, ¿ya se dieron cuenta que en la tarde aquí es una universidad? Ojalá regresen a esta escuela, pero como alumnos de licenciatura”.

En la prepa, cuando Brenda buscó opciones para estudiar la licenciatura, ya la UAEMéx estaba en su actual sede, en la Colonia Tierra Blanca. Así empezó su carrera universitaria y como alumna siempre trató de ser responsable.

Para tener ingresos extras, Brenda cuidó a los hijos de sus vecinos, fue mesera en una pizzería, trabajó en un puesto de verduras en el tianguis y en una tienda de muñecas de colección.

Como estudiante de licenciatura, la universitaria conoció a la doctora Consuelo Escoto, quien hasta la fecha es su tutora y quien en ese momento la invitó a participar en un proyecto de investigación. “Me hizo pensar: voy a aprender, a tener una beca y me voy a titular, me voy por tesis y no por promedio”, dijo.

En octubre de 2008 presentó su trabajo de tesis de licenciatura en el Congreso Mexicano de Psicología y realizó su examen profesional en diciembre de ese mismo año. “En este evento conocí a otros investigadores del área, quienes me abrieron el panorama para continuar con mis estudios de posgrado”, aseveró.

El posgrado, “la mejor inversión de mi vida”

Entonces trabajaba en una primaria como psicóloga, lo cual le permitió acabar su tesis, así que invirtió su sueldo de una semana, 500 pesos, en presentar el examen de ingreso al Doctorado en Psicología y Salud de la Universidad Nacional Autónoma de México y lo aprobó.

“Fue la mejor inversión de mi vida”, dijo, ya que en agosto de 2009 se incorporó como alumna de ese posgrado y un año después tuvo la oportunidad de ingresar a la UAEMéx como profesora de asignatura, con una materia, lo cual ocurrió en agosto de 2010. Finalmente, en enero de 2017 obtuvo el nombramiento como Profesora de Tiempo Completo y en octubre de 2022 la definitividad.

Ahora, reflexionó, “veo hacia atrás y me doy cuenta cuánto he crecido en muchos sentidos. Recuerdo a una estudiante de licenciatura insegura, con baja autoestima. No tenía ropa y a veces venía a la escuela con los pants de mi papá”.

“A las y los estudiantes que hoy pasan por una situación similar a la que yo viví les digo que confíen, que no desistan, que aunque ahora cueste trabajo, la situación va a mejorar porque siempre hay un camino para lograr tus metas”, concluyó Brenda Sarahí Cervantes Luna.

 


Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Clic aquí para ver Apocaliptic en Google Noticias, suscríbete dando clic a la estrella