Obras del tren México-Toluca no se detendrán, inicia operaciones 2019: SCT

26 de septiembre 2018.- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) estimó que el Tren Interurbano México-Toluca iniciará operaciones con pasajeros en el segundo semestre de 2019, solo en el tramo de Zinacantepec a Santa Fe.

Ello, luego de que será en enero del próximo año cuando se realicen las pruebas operativas en dicho transporte, para que seis o siete meses después inicie el servicio a usuarios, aunque eso dependerá de los técnicos, afirmó el titular de la dependencia, Gerardo Ruiz Esparza.

“En enero de 2019 estará en pruebas desde Zinacantepec hasta Santa Fe, la parte de Observatorio tendrá que esperar, pero es una parte que podrá ponerse en pruebas operativas”, comentó en entrevista previa a su participación en la Trigésima Novena Convención Nacional Anual de la Canieti.

Señaló que se espera que a más tardar en diciembre próximo concluya la infraestructura civil, aunque faltan dos celosías (estructuras) que aún se fabrican en Guadalajara y Monterrey, con un peso de tres mil toneladas, que “tal vez no se logre concluir y también algunas autosimbras que están a 90 metros de altura”.

Respecto a la suspensión de la construcción de un tramo ubicado en la colonia Mina Vieja en San Lorenzo Ocopilco, dijo que con información del Jurídico de la SCT está garantizado los derechos del propietario y no se suspende la obra.

“Ojalá así sea, cuatro meses de un amparo nos frenó el tren en Ocoyoacac, lo cual es malo para todos”, resaltó el funcionario.

La víspera, un tribunal colegiado concedió suspensión definitiva al dueño de un predio que reclamó la desposesión de dicho terreno que abarca más de mil 100 metros cuadrados que sería utilizado para la edificación y operación del Tren México-Toluca.

Por lo anterior, el director general de Desarrollo Ferroviario y Multimodal de la SCT, Guillermo Nevárez Elizondo, interpuso un recurso de revisión, al estimar que el juez de Distrito dejó de ponderar el interés social que tiene la sociedad con la continuación de la obra.

El Tren Interurbano tendrá una longitud de casi 58 kilómetros -4.7 km a través de un túnel- en un recorrido que se realizará en 39 minutos, viaje redondo, lo que ahorrará a los usuarios hora y media en traslados.

Asimismo, contará con seis estaciones (dos terminales, Zinacantepec y Observatorio y cuatro intermedias, Pino Suárez, Tecnológico, Lerma y Santa Fe), así como 30 trenes de cinco vagones y transportará a 230 mil pasajeros diariamente.

Una vez en funcionamiento permitirá dejar de utilizar más de 25 mil vehículos, lo cual sumado a la alta tecnología de los trenes, con características eléctrico-aerodinámicas evitará arrojar a la atmósfera 27 mil 827 toneladas anuales de contaminantes.

El titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, aseveró que entregaron información al próximo gobierno federal sobre todos los proyectos de infraestructura, entre ellos el nuevo aeropuerto “con la mejor orientación que podamos darles”.

 

ntx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*