Continúa la clausura de fiestas y bares clandestinos en Ecatepec

Comparte:
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

Ecatepec. Edoméx. a 5 de octubre de 2020.- Durante los primeros seis meses de la pandemia de Covid-19, Ecatepec acumuló nueve mil 967 casos de personas contagiadas de este nuevo virus, de las cuales mil 560 fallecieron, cantidad que sigue creciendo día a día.

Para disminuir tales cifras, el gobierno municipal implementó distintas medidas, entre ellas operativos para supervisar que se cumplan las restricciones a la venta de bebidas alcohólicas y a la organización de fiestas y eventos masivos durante la emergencia sanitaria.

Los operativos se realizan todos los fines de semana con la participación de distintas áreas del gobierno municipal, como Desarrollo Económico, Contraloría, Protección Civil y Desarrollo Urbano, así como la Coordinación de Tianguis, Mercados y Vía Pública, con apoyo de la Dirección de Seguridad Pública.

Este fin de semana, dichas acciones dejaron saldo de cinco fiestas familiares y tres reuniones sociales dispersadas, una de ellas en la vía pública. Además, fueron retirados de la vía pública un puesto de elotes y uno de alitas por ofrecer de manera irregular bebidas alcohólicas preparadas, como “mojitos” y “micheladas”.

En un primer punto, ubicado en el fraccionamiento Valle de Ecatepec, vecinos del lugar instalaron en el estacionamiento de la comunidad una carpa en cuyo interior celebraban un cumpleaños infantil, amenizado por un payaso y equipado con distintos juegos infantiles. Después de casi media hora de diálogo, los organizadores aceptaron terminar el festejo y retiraron las mesas, sillas y demás enseres de la fiesta.

En esa misma localidad, un puesto de alitas fue retirado por presuntamente ofrecer bebidas alcohólicas preparadas, sin contar con las autorizaciones para ello.

En la colonia Tolotzin I las autoridades suspendieron una estética que vendía alitas y “micheladas”, en cuyo exterior había gran cantidad de personas en estado de ebriedad e incluso bajo el aparente influjo de alguna droga; aunque la mayoría abandonó el lugar de inmediato, algunos consumidores insultaron a las autoridades e intentaron agredirlas, pero sus propios familiares controlaron la situación.

En Ciudad Cuauhtémoc el operativo arribó a una fiesta organizada en una privada, en la cual participaban algunos vecinos. Al hacerles saber sobre la prohibición que permanece en Ecatepec sobre las reuniones y que la suspensión se estaba llevando a cabo debido a una denuncia ciudadana recibida, algunos de los presentes comenzaron a hablar en voz alta que si a alguien no lo habían atendido bien que regresaran por más comida, que no había motivo para que los hubieran reportado.

A unos cuantos metros de ese punto, fue retirado un puesto de elotes con insumos propios para preparar micheladas, debido a que los encargados del lugar no presentaron las autorizaciones correspondientes.

En las colonias Ampliación Del Carmen y Del Carmen, las autoridades identificaron dos fiestas más. En el primer punto las autoridades pidieron cancelar el festejo y la música, y así lo hicieron los festejantes, sin embargo se negaron a dispersarse. Una situación similar ocurrió en el segundo punto, donde accedieron a terminar con la música, pero no salió ni una sola persona del lugar.

En las colonias Bonito Ecatepec y San Cristóbal centro fueron dispersadas dos fiestas más, con un aproximado de 20 y 50 asistentes respectivamente. En ambas reuniones la mayoría de asistentes no portaba cubrebocas y no mantenían una distancia adecuada entre ellos.

De igual forma, en la colonia Rinconada de Aragón fue suspendido un salón de eventos sociales en el que se realizaba una reunión, pues tanto el giro económico de salón y el festejo están prohibidos.

Las autoridades municipales suspendieron un establecimiento que vendía bebidas alcohólicas en el pueblo de Guadalupe Victoria, que estaba en funcionamiento pese a permanecer en el color naranja del semáforo de riesgo de contagio.

En la misma comunidad fue retirado un puesto ambulante de “micheladas”, pues la venta de alcohol se considera una actividad no esencial y que propicia la aglomeración de personas.


Comparte:
  •  
  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    4
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *