Presidente López Obrador presenta su Primer Informe de Gobierno

Apocaliptic.com

Ciudad de México, 1 de septiembre de 2019.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, rindió su Primer Informe de Gobierno y destacó que la mayoría de mexicanos respaldan la denominada Cuarta Transformación. También ponderó que por primera vez en varias décadas, el Poder Ejecutivo no interviene en las decisiones del Legislativo y Judicial y de los órganos autónomos como la Fiscalía General de la República, el Banco de México y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, al tiempo en que tampoco se inmiscuye en los asuntos electorales.

“Ya es un hecho, por ejemplo, la separación del poder económico del poder político, el gobierno actual representa a todos, a ricos y pobres, a creyentes y librepensadores, así como a todas la mexicanas y mexicanos, al margen de ideologías, orientación sexual, cultura, idioma, lugar de origen, nivel educativo o posición económica”, señaló el presidente López Obrador.

El presidente también ratificó su visión en cuanto a que nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes, y esa es la causa de la desigualdad económica y social y de la inseguridad y la violencia que padecemos. “Por eso si me piden que exprese en una frase cuál es el plan del nuevo gobierno respondo: Acabar con la corrupción y con la impunidad”.

El jefe del Ejecutivo Federal afirmó que el tiempo de los privilegios en el gobierno se terminó y enumeró todos los gatos superfluos que significaban una erogación de casi 11 mil millones de pesos al año. Eso además de la eliminación de viajes, renta de aviones y helicópteros privados, autos de lujo, comidas de lujo y otros caprichos de altos funcionarios de gobiernos anteriores.

En términos económicos, el presidente López Obrador expuso que un elemento de su política en la materia es hacer a un lado, poco a poco, desechar la obsesión tecnocrática de medirlo todo en función del simple crecimiento económico. “Nosotros consideramos que lo fundamental no es lo cuantitativo, sino la distribución equitativa del ingreso y de la riqueza… El fin último de un buen gobierno es conseguir la felicidad de la gente”.

“El crecimiento económico y los incrementos en la productividad y la competitividad no tienen sentido como objetivos en sí mismos, sino medios para lograr un objetivo superior: el bienestar general de la población”, remató el mandatario nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*