¿Y las elecciones?

Los grandes recursos que el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) dispendia no se notan en el ánimo de la gente del Estado de México. Las mil veces usadas y desgastadas estrategias de promoción de las que se vale el IEEM para promover la participación ciudadana sirven de poco mientras la ciudadanía es ajena a todo lo que se gesta desde la autoridad electoral mexiquense y los super consejeros electorales siempre ataviados con su traje de “soy esnob”.

La incapacidad del IEEM para despertar la consciencia ciudadana se suma a nuestra propia apatía. Nos quejamos de todo pero no queremos escuchar las propuestas de los candidatos para resolver eso de lo que nos quejamos. Criticamos el trabajo de quienes nos gobiernan y hacen nuestras leyes, pero nos negamos a elegir a quién nos gobernará y a quién tendrá la responsabilidad de hacer buenas leyes, leyes para todos.

En este escenario político electoral los partidos políticos y candidatos enfrentan el gran reto de llegar a la ciudadanía y orillarla a votar. ¿Pero qué partido y qué candidato está dispuesto a llegar a la ciudadanía más allá de los paleros que a todos acompañan? La parte medular del proceso electoral arrancó con los “partiditos” recurriendo a las inservibles conferencias de prensa, con el PAN y el PRD haciendo mucho ruido pero proponiendo poco y sin renunciar por completo a la absurda y contraproducente “campaña negra”, mientras los candidatos del PRI abrieron con actos sencillos y una lista de propuestas para cada municipio, además del anuncio de que no responderán a ningún ataque de sus adversarios.

No podemos decir que las campañas políticas arrancan calientes. No podremos decirlo hasta que la ciudadanía se involucre, es decir, hasta que escuche propuestas y las analice, hasta que se decida a conocer y re-conocer a los candidatos y hasta que, por fín, decida ir a votar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*