VERDADES MENTIROSAS… Hace 82 años el piolet que clausuró la revolución

Comparte:

Poco después de que Stalin llegara al poder, empezaron a desaparecer las fotografías de su rival Liev Trotski, figura monumental en las revoluciones de 1905 y 1917.

Ocuparon su lugar cuadros heroicos y totalmente antihistóricos de Stalin y Lenin dirigiendo juntos la Revolución bolchevique, mientras Trotski, el fundador del Ejército Rojo, no aparecía por ninguna parte.

                                         Carl Sagan

Carl Sagan

 

Gerardo Lara

El 20 de agosto se cumplieron 82 años de que la contrarrevolución Estalinista le dio el tiro de gracia a la ilusión de la construcción socialista del mundo y así, el patético georgiano Josef Stalin alias Koba se aseguró de clausurar el proyecto marxista de la Revolución mundial.

El gran científico Carl Sagan plantea en su imprescindible libro “El Mundo y sus Demonios”, que Stalin es el gran inventor de la alteración y negación de la historia; sus falsas imágenes encabezando la Revolución al lado de Lenin se convirtieron en símbolos del Estado. Siguiendo a pie juntillas el planteamiento de su tocayo Josef Goebels que decía que el Estado tiene todo el derecho de vigilar y moldear la opinión pública.

Así surge lo que se conoce como “El Síndrome de la Falsa Memoria”; todas las generaciones contemporáneas y posteriores al régimen estalinista crecieron en la más villana ignorancia de su historia, y jamás supieron como los Bolcheviques fraguaron el golpe de estado que los llevó al poder.

Los bolcheviques viejos que recordaban el papel periférico de Stalin en la Revolución y el central de Trotski, eran denunciados como traidores o pequeño-burgueses incorregibles, “trotskistas” o “trotsko-fascistas”, encarcelados, torturados y, después de ser obligados a confesar su traición en público, ejecutados.

En realidad 1984, la obra fatalista de George Orwell, no era una mera fantasía de compromiso político; se basaba en la Unión Soviética estalinista, donde se institucionalizó la reescritura de la historia

A finales de los años ochentas Carl Sagan y Ann Druyan, su compañera de viaje, introdujeron clandestinamente en la URSS ejemplares de la Historia de la Revolución Rusa de Trotski para que sus colegas rusos pudieran saber algo de sus propios orígenes políticos.

Las verdades históricas ocultas poderosas, alguna vez salen a la luz; hoy sabemos que el papel de STALIN fue el de jefe de la contrarrevolución, por ello provocó la llegada de Franco y de Hitler al poder, que sin la colaboración del estalinismo jamás hubiesen logrado sus propósitos.

México y Trotski tienen vasos comunicantes profundos, pues fue en Coyoacán, en la Ciudad de México en donde el revolucionario ruso entró en contacto con Andre Breton para redactar el manifiesto por un arte independiente y revolucionario, y fue también en Coyoacán en donde apareció la parca asesina de la Revolución mundial.

El 20 de agosto de 1940, se clausuró la etapa de la utopía de la Revolución Mundial, el pioletazo asestado por un vulgar esbirro de la policía estalinista marcó el rumbo del mundo, la derrota de las revoluciones y la guerra permanente en lugar de la Revolución permanente enarbolada por el gran Revolucionario Lev Dadidovich Bronstein.


Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Clic aquí para ver Apocaliptic en Google Noticias, suscríbete dando clic a la estrella