Autoritario y peligroso, jefe de la OMS decreta alerta por viruela símica

Comparte:

Javier Garcin/Apocaliptic.com

25 de julio 2022.- Por primera vez en la historia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), su secretario general decretó una Emergencia de Salud Pública de Importancia (PHEIC por sus siglas en inglés), sin el respaldo del comité de expertos, el cual en realidad votó mayoritariamente por no decretar alerta alguna por la viruela símica, ante la escasa evidencia de verdadero riesgo mayor.

Se trata de la sexta vez en la historia que se genera esta alerta desde su creación; después de la influenza H1N1, la polio, el Zika, el ébola (2 veces) y el Covid-19, aunque la primera que se instaura de forma autoritaria por el director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Viruela símica, ni grave, ni de riesgo para todos

Entre los argumentos que habían analizado los miembros del panel de expertos, destaca el hecho que a la fecha no ha habido defunciones confirmadas a nivel mundial por este nuevo brote, del cual solo se tienen registrados poco más de 5 mil casos a nivel mundial, y de los cuales el 95% se presentaron por transmisión sexual entre varones homosexuales.

Por estos motivos, los expertos del panel de la OMS, que votaron 6 a 9 en contra de decretar la emergencia global, cuestionaron si en realidad se trataba de una amenaza grave, generalizada y que pusiera en riesgo a toda la población.

No solo la mayoría del comité de expertos de la OMS se manifestaron en contra, sino también diversos investigadores y especialistas sobre el tema, cuestionaron la necesidad de decretar esta situación extraordinaria.

El virus, que se conoce desde hace décadas, en realidad tiene en los roedores, y no en los monos, a sus principales hospederos, y es bastante difícil de transmitirse, más aún entre humanos, como detallan investigadores como la Dra Karina Acevedo-Whitehouse, quien realizó un compendio de investigaciones científicas sobre el tema, incluida la evidencia que refiere que además de no ser letal, es fácilmente controlable y curable sin dejar secuelas.

¿Quién mueve los hilos de la OMS?

No obstante para la connotada investigadora de la Universidad de Cambridge, lo grave de todo esto, no es el virus en sí, sino nuevamente el modus operandi de la Organización Mundial de la Salud, institución financiada en más de un 75% por firmas ligadas a la industria farmacéutica, y que una vez más actúa de forma contraria a los protocolos de la ciencia médica, instaurando por la vía política el paso para avanzar en la peligrosa propagación de nuevas vacunas con virus atenuados.

La experta, en su grupo de análisis científico en Telegram, enlistó múltiples documentos y algunos motivos principales por los cuales esta autorización y próxima propagación masiva de nuevas vacunas representan un riesgo importante:

– Se estarían aplicando masivamente sobre una población que ya se encuentra en gran medida inmunodeprimida por los tratamientos genéticos de las vacunas mRNA anti Covid-19 recientes.

«Es conocimiento básico (o debiera serlo, dado que todos los libros de Inmunología editados antes de 2020 lo explican) de cualquier inmunólogo, médico o médico veterinario, el que no se deben utilizar vacunas de virus atenuados en personas inmunosuprimidas. ¿Por qué? Por el riesgo de que en esa persona se ‘revierta a una alta virulencia’ el virus de la vacuna y ocasione la enfermedad que se busca evitar».

– Las vacunas aprobadas, Imvamune y ACAM2000, están asociadas a cardiomiopatías y alteraciones cardíacas diversas, entre otros padecimientos.

«Una búsqueda en VAERS muestra que se han registrado 5716 reportes de eventos adversos post-inoculación contra viruela en los Estados Unidos desde 1990 … Eso es alarmante, ya que no se administraron muchas vacunas de viruela después de 1972, porque la enfermedad ya estaba erradicada y no se debe vacunar contra un patógeno ya erradicado, y mucho menos con vacunas atenuadas».

– Además de que no se tienen estudios acerca de la combinación de estas nuevas vacunas con las mRNA, también se tiene evidencia de que muchos de los pocos casos que se tienen «confirmados» actualmente, podrían ser en realidad otros padecimientos vesículo-pustulares.

«Supongo que si la gente -la humanidad- no cae redondito en esta ocasión, como hizo con COVID-19, habrá esperanza. Pero si médicos, autoridades, rectores de universidades, representantes religiosos, profesores, directores y gerentes de empresas, padres de familia, tenderos, etc. vuelven a aceptar lo que se les diga sin cuestionar, pues, tal vez simplemente se trata de algo que la humanidad ha decidido aprender a la mala»; concluyó Acevedo-Whitehouse.


Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Clic aquí para ver Apocaliptic en Google Noticias, suscríbete dando clic a la estrella