Vacunar a menores de 15 años fue un error: Dinamarca; científico emite importante advertencia

Comparte:

Javier Garcin/Apocaliptic.com

4 de julio 2022.- El director de la Junta Nacional de Salud de Dinamarca, Søren Brostrøm, reconoció en conferencia de prensa, que con base en la evidencia científica que se tiene al día de hoy, fue un error recomendar la vacunación anti Covid-19 en menores de 15 años de edad.

En entrevista en televisión nacional, el responsable de la gestión de la pandemia en este país europeo, señaló que aunque la evidencia que tenían meses atrás, indicadaba que era lo correcto; los datos que se tienen hoy en día, «demuestran que en realidad no era necesario», por lo cual pidió disculpas, y afirmó que es un error que no volverán a cometer en el futuro.

Cabe señalar que en dicho país, a pesar de la recomendación de las autoridades de salud, de vacunar a niños mayores de cinco años de edad, esto ya había sido rechazado por el 60% de los padres, que hasta el momento habían evitado someter a sus hijos a la vacunación.

En Dinamarca, ha generado gran controversia el cambio en la política sanitaria, en varios medios se hacen sondeos, para preguntar a la ciudadanía si se arrepienten de haber vacunado a sus menores, al tiempo que se hace eco de reconocidos epidemiólogos daneses, que ya venían advirtiendo desde hace tiempo que esto era algo que implicaba un riesgo innecesario para los menores.

Christine Stabell Benn, profesora clínica de la Universidad del Sur de Dinamarca, que ha criticado durante mucho tiempo la vacunación anti covid en los niños, no tenía dudas de que la recomendación era innecesaria; «teníamos algunas vacunas con un perfil de efectos secundarios muy desconocido, y al mismo tiempo teníamos algunos niños que no tenían nada que ganar con ser vacunados», señaló la experta en entrevista con TV 2 de Dinamarca.

Cabe señalar que en diversos estudios que se han hecho para medir la corrupción de la industria médica y de salud pública por país, Dinamarca es considerada una de las naciones con menor nivel de corrupción en todo el mundo; en cambio, países como los Estados Unidos, de donde México emula su política sanitaria, no figura siquiera entre el top 20 de los menos corruptos.

Otro país escandinavo, que también es considerado de los menos corruptos del planeta, y que ha destacado por su amplio control de la pandemia, y además por lograrlo sin el enorme impacto de los confinamientos y medidas restrictivas excesivas, es Suecia, cuyas autoridades de salud también se han pronunciado en contra de recomendar la vacunación en menores de 12 años de edad. «Con los conocimientos que tenemos hoy en día, con un bajo riesgo de enfermedad grave para los niños, no vemos ningún beneficio claro con la vacunación», señaló Britta Bjorkholm, la secretaria de salud de Suecia, al reafirmar la estrategia sanitaria.

Martin Kulldorf valida investigación que revelaría mayor riesgo que beneficio con las vacunas mRNA

Esta semana, también se está viralizando el testimonio del profesor del Departamento de Medicina de la Universidad de Harvard, Martin Kulldorf, respecto al estudio de la Dra. Christine Benn, Joseph Fraiman, Peter Doshi y otros científicos, quienes documentaron un potencial mayor riesgo que beneficio con las vacunas mRNA.

Este testimonio no es un asunto menor, pues Kulldorf, se considera uno de los mayores expertos a nivel mundial, en el tema de la vacunación; es un científico que de hecho ayudó a países como los Estados Unidos a definir su política de vacunación, y que incluso era parte del panel de expertos de la CDC, que autorizan o rechazan las solicitudes de vacunación en ese país.

La posición crítica de Kulldorf respecto a las vacunas mRNA, desde hace varios meses, ya la había valido una polémica remoción del selecto «panel de expertos» de la CDC, no obstante que él ha seguido con sus actividades académicas, y realizando múltiples trabajos de investigación sobre el tema.

Hace unos días, causó gran polémica la publicación de una nueva investigación científica, realizada por reconocidos investigadores, incluido el editor senior del British Medical Journal, Peter Doshi, donde se afirmaba que según los datos oficiales, se podía comprobar que era mayor la cantidad de personas que sufrían «efectos adversos de importancia» por la vacunación, que el número de hospitalaciones prevenidas con las campañas de inoculación.

En un nuevo trabajo realizado por Kulldorf y publicado por el Instituto Brownstone, analiza dicho estudio científico, el cual califica de «la mejor evidencia disponible hasta ahora sobre la seguridad de las vacunas de ARNm para Covid-19», y considera que «para la mayoría de las vacunas de uso común, los beneficios superan con creces los riesgos, pero ese pudiera no ser el caso con las vacunas anti covid de ARNm, según este estudio de Joseph Fraiman y sus colegas», señaló el reconocido epidemiólogo que tiene más de un cuarto de millón de seguidores en Twitter.

Kuldorff, además de explicar por qué el método utilizado para medir el nivel de riesgo, es altamente certero, y se hizo mediante un muestreo ciego, que permite evitar que cualquier tipo de tendencia de los investigadores, pudiera alterar el resultado, explica también que las conclusiones señalan que se tiene un caso adicional de Efecto Adverso De Especial Interés (AESI) por cada 800 personas vacunadas (IC 95%: 437-4762).

«Eso es muy alto para una vacuna. Ninguna otra vacuna en el mercado se le acerca», subraya Kulldorf, que es considerado uno de los principales epidemiólogos defensor de las vacunas (al menos, de las seguras).

El investigador, quien sostiene que existe evidencia para afirmar que la vacuna anti Covid-19 puede ser de utilidad en mayores de 70 años, en este análisis del estudio de Doshi y compañía, detalla por qué resulta tan importante reconsiderar su aplicación en niños y adultos jóvenes, y emite una serie de conclusiones a tener presente, con base en los datos verificados a la fecha:

1. «Las personas recuperadas de covid tienen una inmunidad natural que es más fuerte que la inmunidad inducida por la vacuna».
2. «Si bien todos pueden infectarse, los niños tienen un riesgo minúsculo de mortalidad por covid. Hay datos de seguridad muy limitados de los ensayos en niños. Si el riesgo de reacciones adversas es el mismo que para los adultos, los daños superan los riesgos. Los niños no deben recibir estas vacunas«; concluyó.

El epidemiólogo, también señala los alcances limitados del estudio de Doshi, señalando el hecho de que no existe una segmentación por edad en los datos, para valorar aún con mayor detalle, el grado de riesgo/beneficio que hay para cada grupo de edad.

Por lo cual, reiteró el llamado que viene haciendo la comunidad científica independiente desde hace meses, para que Pfizer, Moderna, y también las instituciones de salud, transparenten los datos, y así se pueda conocer todavía con mayor precisión, el nivel de riesgo que persiste por la vacunación para cada grupo poblacional.


Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Clic aquí para ver Apocaliptic en Google Noticias, suscríbete dando clic a la estrella