Rusia niega bombardeo a hospital materno en Mariúpol; sería centro de operación de neonazis

Comparte:

Javier Garcin/Apocaliptic.com

10 de marzo 2022.- El canciller ruso, Serguei Lavrov, ha descartado tajantemente un ataque deliberado contra civiles, en un hospital materno en la ciudad de Mariúpol, Donetsk.

Tras reunirse con su homólogo ucraniano en Turquía, ofreció una conferencia de prensa, donde reiteró que dicho inmueble, desde hace semanas dejó de operar como hospital materno, y en la actualidad estaba funcionando como una base de operaciones del Batallón Azov, comando de neonazis que encabeza la resistencia en dicha ciudad.

Cabe señalar que esta denuncia no es nueva, desde hace más de una semana, en el Consejo de Seguridad de la ONU, el representante de Rusia, emitió esta misma denuncia, donde reiteró que este hospital, estaba siendo utilizado por fuerzas armadas neonazis, que buscan mantener el control de la ciudad, que habían asumido como su capital.

Tan solo un día antes del ataque, también el medio ruso Lenta.ru, publicó una entrevista realizada por un corresponsal en Mariúpol, donde un testigo señaló que el hospital había dejado de operar como tal desde semanas atrás, después de que un comando armado tomara el control del lugar.

“Desde finales de febrero llegaron personas uniformadas al hospital de maternidad donde trabajaba mi madre. No sé si eran combatientes de las Fuerzas Armadas de Ucrania o del Batallón nacionalista ‘Azov’. Los militares derribaron todas las puertas, dispersaron al personal médico y colocaron puestos de tiro en el edificio para, según explicaron a los médicos, preparar la ‘fortaleza de Mariupol’ para su defensa. La reacción de los militares era siempre la misma: golpes con la culata de sus armas y disparos al aire ante cualquier objeción”, señaló un testigo.

Este testimonio que vendría a fortalecer la versión de que el hospital ya no estaba operativo, llama la atención, pues no proviene de una agencia del gobierno ruso, sino de un medio que se caracteriza incluso por ser opositor al gobierno de Putin.

A pesar de que medios occidentales han pretendido usar este incidente como linchamiento contra el gobierno de Rusia, acusándolo incluso de “genocida”, en redes sociales también se están viralizando múltiples cuestionamientos acerca de la veracidad de las afirmaciones del gobierno ucraniano.

De entrada, llama la atención que no se perciben indicios de una gran “masacre” como se hubiera esperado en caso de haberse registrado un bombardeo en un hospital activo.

Y si bien han circulado imágenes de presuntas personas heridas, esto también está siendo puesto en entredicho, y no solo por el hecho de que una de las mujeres heridas, es una reconocida influencer ucraniana especialista en maquillaje, sino porque en una de las fotografías, se le observa bajando por las escaleras desde un piso superior.

Esto, entra en contradicción con la versión oficial ucraniana, que refiere que los sobrevivientes se salvaron, porque estaban “escondidos en un sótano”.

También llama la atención que las imágenes, distribuidas por la agencia AP, fueron capturadas por el fotógrafo Yevgeny Maloletka, quien ha sido uno de los fotógrafos estelares del movimiento que generó el golpe de estado del Maidán, mediante el cual llegó al poder el actual presidente de Ucrania.

Resulta curioso también que la influencer de maquillaje que ha protagonizado las portadas de medios occidentales denunciando el “bombardeo” a un hospital, recién destapó su “sorpresivo” embarazo hace unos días, ya después de que Rusia anunciara su operación militar en Donetsk, el pasado mes de febrero. Incluso, hace tan solo unos días, posaba aparentemente tranquila, presumiento su presunto embarazo, a pesar de que Mariúpol ya era una zona de guerra, asediada por tropas rusas y de la república autónoma de Donetsk.

De igual forma se está cuestionando la escasa cantidad de imágenes; solo han circulado unas pocas fotografías y un par de secuencias de video, donde se observan limitados daños en personas o equipamiento médico, así como también una escasa cantidad de personas presentes.

A pesar de las afirmaciones del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en el sentido de que habría “niños enterrados bajo los escombros”, tampoco se han tenido indicios, ni siquiera tampoco de posibles maniobras para intentar su recuperación.

La periodista de RT, Irina Galushko, de igual forma emitió varios cuestionamientos acerca de la versión de las autoridades ucranianas, destacando la contradicción entre las presuntas cifras de víctimas.

Cabe señalar que esta operación, también llega en medio de una serie de denuncias en contra del Batallón Azov, a quien se señala de estar atacando a los civiles de Mariúpol, que han intentado abandonar la ciudad a través de los pasillos humanitarios habilitados.

No se trata de la única denuncia de crímenes de lesa humanidad en contra de este batallón de supremacistas neonazis, quienes meses atrás asesinaban e incluso quemaban vivos a opositores políticos y que ha gozado de la protección y hasta reconocimiento del régimen de Zelenski; también han circulado imágenes de su operación activa en días recientes al interior de escuelas, hospitales, y demás edificios públicos que estarían utilizando para emplear a civiles inocentes como escudos humanos, como se detalla en este video de la periodista de investigación Vanessa Beeley.

 

Hasta el momento, la cifra oficial del gobierno de Ucrania, se mantiene en 17 heridos y tres fallecidos tras el bombardeo en dicho inmueble; sin que se tenga aún evidencia sólida de su utilización activa como hospital materno o infantil.


Comparte:

1 thought on “Rusia niega bombardeo a hospital materno en Mariúpol; sería centro de operación de neonazis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.