Entre diputados, te veas… Neutralidad política, es hipocresía social

Por Juan Miguel Benítez Meléndez

La “humana naturaleza”, se manifiesta en todo su esplendor, cuando los protagonistas son “clientes” del poder, enfundados en uniformes policíacos o “togados” con cargos gubernamentales, por voto popular o designación oficial…

La ambición “natural”, se encarga del resto…

Ojala, podamos detallar, nuestra intención por éste medio en el texto del “arriba firmante”, la parrafada inicial, con los casos federales, legislativos, estatales y municipales ocurridos, que pueden interesar a nuestros 4 millones de lectores, a saber:

Sí Urzúa Macías, renunció a la SHCP, fue porque quiso…

Sí Alfredo del Mazo Maza, quiere ser la estrella en los actos del Salario Rosa, es porque escucha al coro de aplaudidores, que lo rodea…

Sí JuanRo, está permitiendo todos los abusos de los funcionarios que él nombró, es porque para eso los puso, ahora van contra los globeros y los aseadores de calzado y los que venden palomitas, al tiempo…

Sí renunció Gualberto Ramírez, es porque algo sabe que no quiere que sepan los “verdugos” de la impunidad…

Sí Maurilio Hernández González, no hace eco, en las pretensiones de Miguel Sámano Peralta para la agenda de trabajos en la LX Local, es porque ya está todo “arreglado”, en los temas torales de la congeladora legislativa…

Y, todos nada más se dedican a cobrar sus “republicanos salarios”, pagados por los contribuyentes mexicanos…

Quieren o dicen ser neutrales en asuntos públicos, cuando es hipocresía…

El ego individual logra hazañas de incalculable dimensión, — evidentemente para beneficio personal y de grupo, — cuando se nutre de codicia, de sórdidos intereses; cuando cultiva complicidad ideológica, “hermandades” partidistas, sociedades, — en el seno de la  colectividad, — con fines de ilegal lucro, que tienen como meta: someter a los desprotegidos, avasallar a los marginados; engañar a la ciudadanía que dicen “representar”, con programas de asistencia social, —  analgésicos como remedio para males terminales, — para simular que combaten las ancestrales carencias colectivas de las comunidades…

Técnicamente, — “cientificamente” comprobado, — el ciudadano, les vale…

Sí el asunto de Ocoyoacac, no se ha resuelto, es porque le conviene al GEM, mantener el conflicto y dejar que las huestes partidistas se masacren…

Sí renunció o lo despidieron, Rodulfo Figueroa por las caravanas, algo muy raro hay en el programa que impuso Trump y que aceptó el carnal Marcelo…

Sí las declaraciones de Barrera Baca, siguen con el mismo tono, hasta la comunidad universitaria le cobrará el adeudo que tiene con el ISSEMYM…

Sí no se ordena la comisión “anticorrupción” estatal, nunca los mexiquenses sabrán el tamaño del daño que le han hecho al Estado todos los gobernadores, legisladores y alcaldes del pasado reciente y no muy reciente, que con deportiva pasión, hasta los cestos de basura se llevaron…

Sí el IEMM, no adecúa sus normas de operación, vamos a tener para el 21, más de un partido, que permitirá que ganen los candidatos que ellos quieren, sin importar que partido los postule…

La “fragmentación” política, para el 21, enconará más el clima partidista…

Nada más ejemplar: la realidad que impera entre los “gobiernos” y los gobernados en México, la enemistad entre las facciones, que se disputan con apasionada dedicación el poder; tanto la que no se acaba de ir, — con recuerdos, incrustados en la Administración Federal, — como la que está llegando a una “republicana” manera de “gobernar”;  ambas, una belicosa y la otra vengativa, tienen a la ciudadanía mexicana vilmente usada, para sus araques y sus defensas, porque nada más se están “peleando” a gritos y sombrerazos, — “cazando” chivos expiatorios, dejando a los tiburones en  libertad, — unos, simulando la aplicación de la justicia prometida y otros usando a “la ley” para evadir un proceso; nada firme, nada serio; puras promesas de ambas facciones…

El enfrentamiento entre las facciones, deja un ambiente de desconfianza ciudadana y un campo de batalla con muchos “afectados” que vivían de los dineros del causante mexicano…

Nadie debe ser neutral, los enemigos de “álla arriba”, están identificados; los “barrenderos” de las escaleras, también tienen un corazoncito, — raíz y prez de las renuncias, — que late al ritmo de intereses y el ciudadano común esta “emparedado”, por los “soldados” de las guerras por el poder…

A lo anterior habrá que agregar: la supremacía de las jerarquías, ese tabú que inventaron los monarcas, — como pomada de “la importancia”, por los “gobernantes” de la época reciente, — que tan buenos resultados les dio, hasta que “apareció” el redentor mundial: el conocimiento… Continuará

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*