Peña inicia visita de estado a Guatemala

7 de junio 2017.- Tras expresar que los migrantes deben ser reconocidos como agentes de cambio y desarrollo en sus países y en el exterior, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo que “la pluralidad política no es una barrera insalvable para construir acuerdos”.

Esta es “una lección que hemos aprendido en cuatro años y medio de transformación”, además de que “sólo con audacia y determinación se pueden realizar los cambios que una nación necesita”, dijo el mandatario mexicano.

Ante legisladores del Congreso de Guatemala, en el marco de su visita de Estado a este país, expuso que los poderes Ejecutivo y Legislativo “compartimos la responsabilidad de construir los consensos necesarios para remover los obstáculos que frenan nuestro desarrollo”.

En sesión solemne encabezada por el presidente de este órgano, Oscar Stuardo Chinchilla, manifestó que ambas naciones deben lograr la implementación plena de sus instrumentos bilaterales para potencializar su desarrollo y enfrentar “uno de los desafíos más grandes que tenemos: la migración”.

En este sentido, explicó que “el trato digno que los mexicanos queremos para nuestros migrantes en Estados Unidos es el mismo que quieren los guatemaltecos para sus migrantes en México”.

Acompañado por el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, demandó además que “los migrantes sean reconocidos como agentes de cambio y desarrollo, y sean valoradas sus contribuciones tanto en el país de destino como en su nación de origen”.

“Con razón y justicia, mexicanos y guatemaltecos exigimos que los migrantes sean tratados con dignidad, que sean respetados sus derechos humanos”, expresó el mandatario mexicano en la Sesión Solemne donde recibió las llaves de la ciudad.

Aseveró que el mismo trato que quieren otros países para sus ciudadanos es el que quieren México y Guatemala para sus migrantes, y destacó que en su lucha por un desarrollo más incluyente y próspero esta nación tiene en México a un socio y amigo incondicional.

Ante los legisladores, Peña Nieto reconoció que en México “somos conscientes de que muchas veces la migración ha dejado una herida abierta en el corazón de nuestros pueblos”.

 

Aseveró a los legisladores guatemaltecos que “tienen en México a un aliado, a un socio y sobre todo a un amigo incondicional”, y “con pleno respeto a su soberanía los mexicanos les seguiremos tendiendo nuestra mano fraterna”.

 

ntx