Histórico transplante de riñón en secuencia a 4 pacientes en México

El Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” realizó con éxito el primer trasplante de riñón secuencial de cuatro pacientes, informó el jefe del Departamento de Trasplante del Instituto, Mario Vilatobá Chapa, lo cual contribuye a que se agilicen los procesos de recepción de órganos.

Vilatobá Chapa abundó que con la aplicación exitosa de esta nueva modalidad de cirugías, abre la posibilidad para que se podrá incidir favorablemente en la reducción de la lista de espera de las más de 12 mil personas que requieren un órgano de este tipo en México.

Explicó que lo importante de este forma de trasplante es que “se aprovechan los donadores vivos, pues se trata de que un donador que no fue compatible con quien iba a ser trasplantado, se busque a otro paciente receptor que si lo sea, y así sucesivamente hasta crear la cadena secuencial”.

De esta forma se logra aumentar el potencial de donación hasta en 400 por ciento, pues en México el número de trasplante renal de donador fallecido por millón de habitantes es de tres trasplantes de riñón por millón de habitantes, que representa la relación más baja de América Latina.

El estudio para analizar la compatibilidad entre los donantes y los receptores ser realizó y se pudo reunir a cuatro parejas para poder hacer el trasplante secuencial.

“Dos trasplantes se realizaron en un día y otros dos al siguiente día, y para ello se requirió de cuatro equipos quirúrgicos en cada uno de los días”, explicó el médico.

Señaló que ante la escasez de órganos se han intentado diferentes modalidades para aumentar el número de injertos dentro de los que están el donador vivo, el donador fallecido, el donador sin latido cardiaco, donador marginal y recientemente el trasplante secuencial o en cadena.

Recordó que el trasplante renal es el mejor tratamiento para la enfermedad crónica terminal y es más económica que el tratamiento de diálisis, que además solo ofrece una sobrevida al paciente de 30 meses, mientras que el trasplante le da una vida nueva y hasta 98 por ciento de sobrevivencia.

 

NTX