¡Viva México cabrones! simbolismos y turbulencias en el mes de la patria

Comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COLUMNA: AL TANTO

Escribe José Antonio Ortega para Apocaliptic.com

Relevantes y por demás memorables, serán los sucesos y acontecimientos por venir en el Mes de la patria que ya se asoma a la puerta. En medio de la emergencia sanitaria que nos ha mantenido -durante meses- en la incertidumbre y el confinamiento, los mexicanos viviremos un mes vertiginoso: pleno de simbolismos y nada exento de turbulencias.

Septiembre será relevante no sólo porque desde el primer día, como lo mandata el artículo 69 de nuestra Carta Magna, el Presidente de la República presentará un informe por escrito “en el que manifieste el estado general que guarda la administración pública del país”.

Lo será también por la consulta popular que –con claro sesgo electoral- impulsa Morena, para llevar a juicio a los cinco ex presidentes que desgobernaron al país en las tres décadas recientes y para la cual se tiene como plazo perentorio la primera quincena de septiembre.

De igual modo, será relevante por la resolución sobre la solicitud de siete organizaciones sociales que pretenden constituirse como Partidos Políticos Nacionales, deberá dictarse el 4 de septiembre, tres días antes de que inicie oficialmente el proceso electoral de 2021, lo que ocurrirá lunes 7 de septiembre.

Y será memorable e incluso anecdótico, por la rifa del avión presidencial, que no será rifado, que esperará el tiempo que sea necesario para ser vendido, porque en realidad se trata de un fraude, de un sorteo más de la lotería nacional, cargado con el simbolismo del combate a la corrupción, el lujo y el dispendio al que estaba acostumbrada nuestra clase política, según refiere la narrativa oficial, según la 4T.

Mientras tanto…

Allá por los rumbos de Tlalpan, al sur de la Ciudad de México, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó por unanimidad de sus 11 consejeros, solicitar para la elección de 2021 un presupuesto de  20 mil 460 millones de pesos, en números redondos.

Las Consejeras y Consejeros argumentaron en su decisión que con ello se busca garantizar la capacidad técnica y operativa de las elecciones federales y concurrentes, que tendrán lugar el año próximo en las 32 entidades federativas, donde se renovarán 15 gubernaturas, mil 63 diputaciones locales, mil 926 presidencias municipales, dos mil 122 sindicaturas, 15 mil 107 regidurías y 635 juntas municipales, que sumados a 500 diputados federales, implican un total de 21 mil 368 cargos de elección popular a disputar.

No sólo se trata de la elección más grande de la historia, sino que además habrá que organizarla en el contexto de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus SARS-Cov-2, por lo que el recurso solicitado no admite negociaciones en lo oscurito ni cuotas partidistas,  ¡faltaba más!

De otra parte, los Senadores de Morena, imbuidos en el espíritu patriótico de las históricas fechas septembrinas ¡por favor! solicitaron a la Mesa Directiva del Senado de la República que se realice una consulta popular, para enjuiciar a los ex presidentes: Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

No se trata de un acto de venganza, refirieron, sino de un acto de justicia con el que se busca castigar actos de corrupción y los actos del pasado que “constituyen un gravísimo saqueo a los recursos nacionales” y argumentan legisladores que ya probaron las mieles del poder, en el documento entregado y que puede servir de base para impulsar la consulta popular como lo marca la Constitución y su ley reglamentaria.

Por lo tanto…

Es de esperarse que en el Mes de la patria, las mexicanas y los mexicanos, tengamos un informe sobre la percepción  que tiene el titular del Ejecutivo federal en materia económica, de salud, de seguridad y  de la buena marcha de la nación. Percepción que no es realidad y en la que seguramente el leit motiv será que “vamos muy bien” porque ya se eliminó la corrupción.

Escucharemos, hasta el hartazgo, a partir de este acto protocolario que marca el banderazo de salida a la estrategia electoral con la que se pretende consolidar el proyecto transformador que enarbola el Presidente y sus Legisladores, que Morena es un partido “diferente” a los que ya conocemos.

Aunque la realidad es que este partido se nutre de los mismos políticos de siempre, tránsfugas y chapulines políticos cobijados por el perdón de la Virgen Morena, que lo único que buscan es el enriquecimiento y bienestar personal y s no, que demuestren lo contrario: son tiempos de definiciones.

Si bien no debemos perder de vista que la pretendida consulta popular apunta a una estrategia electoral, afincada en la descalificación del contrario, es claro que tiene una base y sustento legal en el artículo 35 constitucional y en la Ley Federal de Consulta Popular y que deberá pasar por el tamiz de la Suprema Corte de Justicia de la Nación quien finalmente resolverá si se realiza o no.

De ser dictaminada su constitucionalidad, la Suprema Corte de Justicia la turnará al INE para que organice la consulta que se llevará a cabo –casualmente- ¡faltaba menos! en el mismo día de la jornada electoral: emoción y percepción, frente a las urnas.

Luego entonces, preparémonos para dar la bienvenida a septiembre, a los nuevos partidos políticos que gozarán de dineros públicos, entre otras prerrogativas, y  para que nos den el avión, en un acto de ilusionismo disfrazado de sorteo de la lotería nacional: basta de engañifas porque septiembre es ¡El Mes de la Patria!.


Comparte:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *