Invaden y causan destrozos en la Unidad Agrícola-Industrial de la Mujer en Acamuchitlán, Tejupilco

*MP se niega a levantar la demanda de las mujeres, pero acepta una denuncia del invasor contra ellas acusándolas de injurias.

Por: Marycarmen Aguilar Franco

Tejupilco, Méx.- En actitud prepotente y ecocida gente con maquinaria pesada, encabezados por el señor Trinidad Benítez, irrumpieron en los terrenos de la Unidad Agrícola-Industrial de la Mujer (UAIM) en Acamuchitlán, estado de México, municipio de Tejupilco, causando destrozos diversos en la zona, derribando 15 árboles, con su añeja insistencia de apoderarse de la parcela porque él la “adquirió” hace años, aunque fue mediante una venta fraudulenta, lo cual ha sido plenamente comprobado. Sin embargo, desde hace un tiempo el grupo de socias vienen siendo amenazadas y hostigadas.

Esta parcela de la mujer fue otorgada por resolución presidencial en 1996, está asignada con todos los documentos necesarios, los cuales obran en los archivos correspondientes, y los obtuvieron vía certificado agrario, según explicaron las integrantes de esta UAIM, organizadas en esquema de mesa directiva con Margarita Mojica Martínez como presidenta, Isabel Rodríguez Ríos, secretaría y Erika López Benítez tesorera, quienes indignadas acudieron ayer al Ministerio Público en Tejupilco para iniciar una denuncia contra quienes resulten responsables de este allanamiento y el daño ambiental a la flora y fauna del lugar, pero se toparon con tremenda sorpresa pues ya existe una denuncia contra ellas (por injurias) y el representante social se negó a levantar la demanda de las legalmente poseedoras de esta área.

Aca

Desde la creación de esta Unidad Agrícola-Industrial de la Mujer, comentaron las afectadas, han realizado diversos proyectos productivos, siembras, criadero de ganado menor, un desarrollo turístico ecológico, “pero la necedad del señor Trinidad les perjudica, pues insiste en presentar una escritura privada muy antigua, la cual carece ya de valor, y esta invalida conforme al Derecho Agrario”. No obstante, esta persona se niega a renunciar a su ambición, “intenta invadir, las mujeres y pobladores lo repelen, pero él deja pasar un tiempo y arremete nuevamente, amenaza, demanda, allana y con ello obstaculiza el buen desarrollo de los propósitos para los cuales fue creada la UAIM.

Este proyecto integral de la UAIM, inició aproximadamente con 22 socias, todas ellas habitantes de Acamuchitlán; el derecho y formalidad se les otorgo en asamblea de los bienes comunales, cuando se expidieron certificados agrarios vía el programa Procede, asignándoles  49 hectáreas, con muy poca superficie para siembra, pero ellas adquirieron desde entonces el compromiso de cuidar los árboles, prohibir construcciones, y enfocar todas sus acciones para proteger la biodiversidad de la zona:

El Ministerio Público de Tejupilco citó a las integrantes de la UAIM de Acamuchitlán para el próximo martes para una audiencia conciliatoria, lo cual consideran es totalmente lesivo y contrario a sus derechos, por lo que decidieron la denuncia pública para exigir a las autoridades correspondientes su intervención y darle de una vez solución.

 En la Ley Agraria se anotan los objetivos de la Unidad Agrícola Industrial de la Mujer (UAIM), creadas para dar certeza jurídica a las organizaciones de campesinas y sus actividades de promoción y desarrollo económico y social. El artículo 71 y 108 les otorga las garantías necesarias para realizar y coordinar actividades productivas, de asistencia mutua, aprovechamiento de recursos, comercialización o cualquier otra que promueva el desarrollo económico y social de las mujeres campesinas mayores de 16 años pertenecientes al núcleo de población agrícola.

Según el artículo 71, la asamblea podrá reservar igualmente una superficie en la extensión que determine, localizada de preferencia en las mejores tierras colindantes con la zona de urbanización, que será destinada al establecimiento de “la unidad agrícola industrial de la mujer”, para integrar instalaciones destinadas específicamente al servicio y protección de la mujer campesina, “su objeto será la realización y coordinación de actividades productivas, de asistencia mutua, aprovechamiento de recursos, comercialización o cualquier otra actividad que promueva el desarrollo económico y social de las mujeres dentro del núcleo agrario”.

En el artículo 108 se indica: “Las mujeres pertenecientes a un núcleo agrario sin importar el carácter que tengan dentro del mismo, podrán organizarse como unidad agrícola industrial de la mujer y éstas, a su vez, en uniones, cumpliendo con los requisitos que señala el presente Título. La denominación social irá seguida de las palabras “unidad agrícola industrial de la mujer” o su abreviatura, UAIM”.