Elefante asiático de Zacango, será trasladado a santuario natural

Comparte:

16 de junio 2022.- El Gobierno del Estado de México, a través de la Secretaría del Medio Ambiente (SMA) y la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (Cepanaf), anunció el traslado de elefante asiático, Elephas maximus, al santuario natural Ostok, que será su hogar definitivo.

Se trata de un ejemplar hembra de nombre Bireki, de 30 años ocho meses de edad, el primero de su especie nacido bajo cuidado humano en México, en 2014 fue rescatada de un circo en Veracruz, por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), Delegación estado de Tabasco, y trasladada al Parque Ecológico “Zacango”, donde durante nueve años recibió atención y cuidados propios de la especie.

“Aquí en el Parque Ecológico Zacango Bireki llegó hace 9 años, y bueno, desde que llegó, agradecer a todo el personal, del Parque Ecológico Zacango el cariño y los cuidados que se le han otorgado al ejemplar, lo que hace que hoy se encuentre en las condiciones que se encuentra, que son óptimas, son excelentes condiciones en las que se encuentra”, destacó en conferencia de prensa, el Director de la Cepanaf, Napoleón Fillat Ordóñez.

“Agradecer siempre el apoyo del Gobierno del estado al hacer mejoras y al invertir en instalaciones óptimas para ejemplares de esta categoría”, puntualizó.

Por su parte Ernesto Zazueta, Presidente de la Asociación de Zoológicos y Acuarios de México, mencionó que “Bireki va a estar 45 días, o de 40 o 50 días en cuarentena en el Zoológico de Culiacán, va a estar en un albergue provisional donde estuvo Big Boy, porque queremos, primero que nada ver cómo se adapta, el clima, etcétera”.

Desde su llegada a “Zacango”, Bireki, el elefante asiático, ha permanecido bajo el cuidado de médicos veterinarios capacitados para su especie, fue integrada al programa de Bienestar Animal, que consiste en la evaluación etológica, física y nutricional.

Para el cuidado de su salud se le realizaban inspecciones, mantenimiento de las suelas, uñas, cutículas y patas, así como terapias de estiramiento, toma de medidas para cálculo de peso, baños, revisión de cavidad oral, toma de placas radiográficas, curaciones, colecta de orina y extracción de sangre.

Su dieta consistía en forrajes de avena, alfalfa, camote, concentrado para elefantes, plátano, manzana, sandía, elote, melón, papaya, zanahoria, lechuga romana, tamarindo y pasto achicalado, dieta que cubría los requerimientos del animal con productos frescos y de primera calidad.

El Gobierno del Estado de México reafirma su compromiso con la conservación y bienestar de la fauna bajo cuidado humano, procurando la preservación de las especies albergadas en los parques administrados por la Cepanaf.


Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Clic aquí para ver Apocaliptic en Google Noticias, suscríbete dando clic a la estrella