SILENCIOS ESTEREOFÓNICOS… Marco Antonio Cruz, cuatro décadas en el fotoperiodismo mexicano

Félix Morriña

Toma la llamada como si recibiera una noticia de ocho columnas, como se decía en el argot periodístico del Siglo XX y que la generación Millennial desconoce y descalifica entre sus nuevas formas de ejercer la profesión. Pone atención a cada palabra que este #ServibaryAmigo #DandyperoPunk #ElCinicoMayor le expresa por la línea telefónica fija, ¡sí, fija, teléfono de casa!, como antaño se hacían muchas entrevistas, cuando no había manera de interactuar cara cara con nuestro invitado de honor a la mesa. Una charla así es fría, indiferente, distante, pero logro captar su atención.

Cual maestro que sabe hacia dónde va el viento, explica la razón por la cual visita por vez primera la ciudad de Toluca, para hablar de su proceso creativo, en el que presentará un recorrido completo de su trayectoria, incluyendo material inédito para los ojos del espectador y de sus seguidores, porque por vez primera, también, mostrará sus primeras fotografías, con la finalidad de acercarse mucho más al público interesado en el fotoperiodismo, para que lo vean desde la mejor perspectiva, para que vean que todos pueden aprender algo de historia desde la fotografía periodística a partir de lo básico.

El próximo sábado 10 de agosto, a partir de las 16 horas en el Maker Space (Silvano Enríquez, 107, atrás de Rectoría de la UAEM, Toluca), el Colectivo Ruido Negro, presenta al maestro Marco Antonio Cruz (Puebla, 1957), periodista y fotógrafo documentalista (¡así se autodefine!), con amplia experiencia en medios nacionales, entre ellos, el periódico La Jornada, la Agencia Imagenlatina, en cuyas fotos y textos han trascendido las fronteras.

Entre los premios que ha ganado están Imágenes de la Frontera (1992), Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez (1998) y el Premio Internacional de Fotografía The Grange Prize (2009). El día de la conferencia magistral, traducida en charla por el colectivo de jóvenes entusiastas toluqueños, a quienes el maestro Cruz celebró tengan un proyecto bien planteado y por la invitación, se espera un donativo de 50 pesos por persona, para gastos de producción.

Marco Antonio Cruz está en el momento de la charla en la redacción del semanario Proceso, uno de los más serios y aguerridos medios de comunicación impresos (también hay versión digital, ¡of course!) más respetados de México en materia política, por caracterizarse en investigar a todo servidor público del Gobierno federal, sea cual sea el color del partido que dirija ésta cada vez más desolada nación.

Toda la fotografía de Proceso pasa por los ojos del maestro Cruz antes de ser publicada, ya que es uno de los principales editores del semanario. Para el entrevistado, su principal aportación dentro del diarismo nacional, es darle voz a los que no tienen voz, ser su principal instrumento de comunicación. Su compromiso es con la sociedad, con nadie más. En la charla tratará de motivar a la audiencia, más no persuadirla, a no sólo comprender la fotografía periodística, sino aprender hacerla si se desea, sino mínimo tener los elementos para analizarla. Es un proceso didáctico para ambas partes, público-conferencista.

“Para ser fotógrafo, lo que se dice fotógrafo, se llevan muchos años de práctica, más allá de la teoría, la práctica. Oficio y compromiso. Para mí es un compromiso de vida. La cámara no te hace fotoperiodista o fotógrafo, te hacen los años de práctica-experiencia, cuando la imagen se hace parte de la memoria colectiva. La imagen como valor histórico, como memoria social. Hoy día hay que difundir esa memoria a través de los libros impresos”, acotó el fotógrafo con formación de artista plástico y amante de la fotografía documental.

“¿Cuál ha sido mi mejor momento dentro de mi amplia trayectoria? Mi madurez fotográfica de los años 80-90. Mis mejores momentos son cuando estoy en proyectos de investigación. La fotografía documental, la hago paralela a la de editor en Proceso y de mis escritos. En la fotografía documental me siento libre y en ella invierto, vivo. La otra parte interesante estuvo en La Jornada, pero al venir de las artes plásticas, donde tuve mi primer contacto con la fotografía, se dio este vínculo mayor. También hice caricatura un tiempo. Al final tuve que decidir por la fotografía”, concretó el experimentado Marco Antonio Cruz.

No hace mucho, cuatro meses aproximadamente (antes de mi corto circuito neuronal que devino en tres enfermedades, entre ellas lumbalgia), estaba en casa charlando con otro de los más comprometidos fotoperiodistas mexicanos, Eloy Valtierra, quien había venido al altiplano mexiquense a dar una conferencia en la Legislatura local, pero también a mostrar el contenido del libro “El sentido de mirar. Los hermanos Valtierra en el fotoperiodismo mexicano” (Ediciones Sin Nombre, Eikon Producciones, 2018). No tuve oportunidad de estar con él en la Legislatura estatal en su conferencia magistral, pero tuve la fortuna de entrevistarlo en casa, “face to face” y en varios espacios culturales de Metepec.

Tanto Eloy Valtierra, como el maestro Marco Antonio Cruz, coinciden en que el principal objetivo de los artistas sociales de la lente en el diarismo, es el compromiso con su tiempo, el registro histórico y nada se puede comparar con tener las anécdotas y vivencias de manera directa con los actores que vivieron y estuvieron en el lugar de los hechos. Todos ellos son mudos testigos, convertidos en cómplices de un hecho noticioso hasta que lo dan a conocer. Ahí recobran de nuevo su libertad. Ambos son prácticamente de la misma generación, con técnicas parecidas, pero con miradas diferentes.

Ambos recomiendo ampliamente dentro de la comunidad universitaria e interesados en el tema, para su crecimiento y conocimiento de métodos, sentires y procesos, por eso no pueden faltar el sábado 10 de agosto a la cita con la charla con Marco Antonio Cruz, uno de los fotoperiodistas documentalistas más representativos de este decadente y sofisticado país.

¡Allá nos vemos!

fmorrina@yahoo.com.mx

Facebook: Félix Morriña

Instagram: @felixmorrina

Twitter: @fmorrina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*