Morena ofrece imparcialidad en Reforma a la Ley UAEM, pero hace huevos al gusto de Jaciel Montoya y Fermín Carreño

Por: Juan Carlos Lara Escobedo/Apocaliptic.com
Fotos: Jaime Arriaga, Hugo A. Sánchez Martínez y Darío Rocha Priego/Apocaliptic.com

No era uno ni eran cien, diputado Maurilio Hernández cuéntalos bien… El presidente de la Junta de Coordinación Política de la 60 Legislatura del Edoméx, el morenista Maurilio Hernández, no sabe contar o minimiza de manera irresponsable la histórica movilización que realizaron MILES de universitarios, quienes de manera pacífica marcharon para defender la autonomía de la MÁXIMA CASA DE ESTUDIOS Y CULTURA DEL ESTADO DE MÉXICO y acompañaron al rector Alfredo Barrera Baca a entregar la Propuesta de Reforma Universitaria aprobada de manera unánime por el Consejo Universitario.

Ahora resulta…

Que sólo cuando los ahora Morenistas, antes perredistas y priistas (etc. etc.), se manifestaban y cerraban calles, vialidades y carreteras o hasta tomaban pozos petroleros, ésa era una “vía válida” para dirimir diferencias, defender los ideales y “ejercer presión o llamar la atención…”

Pero hoy que Morena está en el poder, los universitarios no tienen derecho a marchar ordenada y pacíficamente para defender en lo que creen. En su conferencia de prensa (11 de abril pasado) posterior a la movilización de alrededor de 7 mil universitarios, el diputado Maurilio uso un tono amenazador y de menosprecio, actuó al más viejo y dictatorial estilo que tanto criticó antes de estar en el poder.

El diputado morenista, presidente de la Junta de Coordinación Política de la 60 Legislatura mexiquense, Maurilio Hernández, ofreció garantías de una revisión imparcial y objetiva de las dos iniciativas de Reforma Universitaria. Pero cómo aceptar sus garantías cuando desde el primer día que los diputados de Morena llegaron a sus curules se han dedicado a favorecer la postura radical y revanchista de una pequeña facción universitaria encabezada por Fermín Carreño y Jaciel Montoya, ambos con serios cuestionamientos a cuestas.

De las ofertas huecas de imparcialidad y objetividad, del menosprecio y las malas cuentas el diputado profesor Maurilio Hernández pasó a los insultos disfrazados de ejemplos. Habló de 2 movimientos al seno de la UAEM, otorgándoles el mismo peso y la misma representatividad, pero a los miles que marcharon en orden, sin desmanes, sin insultos, sin bloquear avenidas, los comparó con Antorcha Campesina (de lo que la diputada Mónica Álvarez Nemer se río de manera socarrona), mientras que a los no más de 100 que se dedicaron a provocar, insultar y amenazar, para defender la propuesta de Reforma Universitaria presentada Morena, los puso como un grupo de universitarios responsables e interesados en su institución.

Un reducido grupo de supuestos universitarios intentó reventar con insultos y amenazas la movilización por la Autonomía.

Un reducido grupo de supuestos universitarios intentó reventar con insultos y amenazas la movilización por la Autonomía.

Los diputados de Morena, encabezados por Maurilio Hernández (mal aconsejado), minimizan la movilización voluntaria de miles de universitarios y con mensajes de paz e imparcialidad, acompañados de amenazas (“no aceptaremos por ningún motivo que vengan a hacer plantones al estilo de antorcha campesina o antorcha popular para presionar el trabajo de los legisladores”) pretenden apagar el fuego que ellos provocaron cuando dieron rienda suelta a los afanes revanchistas y personales del grupo encabezado por Jaciel Montoya y Fermín Carreño.

Morena ofrece imparcialidad y objetividad, pero dio todo su respaldo a la iniciativa elaborada por Jaciel Montoya y Fermín Carreño (con la concurrencia de un grupo reducido de académicos y estudiantes).

U…A…E…M, U…A…E…M, Patria, Ciencia, Trabajo… Universidad… AUTONOMÍA…

Ese grito universitario retumbó en todo el Estado de México pero los diputados de Morena no lo escucharon.  La concentración fue masiva y voluntaria pero el diputado Maurilio descalifica las voces universitarias que reclaman respeto. Maurilio no quiere manifestaciones de universitarios, pero da todos los motivos para que las movilizaciones no paren.

Sí Morena no intenta vulnerar la autonomía de la UAEM, como lo afirmó el diputado profesor Maurilio, ¿por qué en la iniciativa que presentaron al pleno plantean que sean los diputados quienes nombren al Consejo Electoral Universitario (cuya creación plantean en el artículo 21)? ¿Por qué pretenden cesar al Rector y al Consejo Universitario mediante un artículo transitorio que denota el ánimo revanchista y maligno a capricho de Montoya y Carreño?

¿Por qué insistir en que sean los diputados quienes nombren al Contralor Universitario cuando la AUTONOMÍA implica el autogobierno y ello incluye que deben ser los universitarios quienes diseñen y establezcan los mecanismos y los organismos necesarios para garantizar la transparencia en el ejercicio de los recursos públicos y la rendición cuentas?

Las dos iniciativas de reforma:

Ambas propuestas, la emanada de una consulta en la que participaron más de 25 mil universitarios y fue aprobada por el Consejo Universitario, y la elaborada por Jaciel Montoya y Fermín Carreño con algunos de sus incondicionales (y que fue adoptada por los diputados de Morena) tienen aportaciones importantes y necesarias. Incluso tienen muchas coincidencias. En las dos iniciativas encontramos afanes democratizadores y el compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas, pero también encontramos posiciones encontradas que parecen irreconciliables, pues la ley Montoya-Carreño, en su afán de favorecer los intereses personales de sus dos creadores, permite la violación de la autonomía universitaria.

Duración del rectorado, direcciones de organismos académicos, escuelas y planteles de la preparatoria:

La iniciativa presentada por Morena plantea 4 años, tal y como es con la actual Ley Universitaria, mientras que la propuesta emanada de la consulta a los universitarios establece que en ambos casos la responsabilidad dure 6 años.

Nombramiento del contralor interno:

Los universitarios, en uso de la autonomía universitaria, contemplan que sea el Consejo Universitario quien nombre al contralor o contralora y sea quien tenga la potestad de removerlo (a), mientras que la iniciativa impulsada por la bancada de Morena insiste en que sea la Legislatura quien nombre al Contralor, lo que constituye una flagrante violación a la autonomía universitaria que, entre otros aspectos, contempla el autogobierno y todo lo que de ello deriva, como son los mecanismos y organismos universitarios de fiscalización.

La forma de elegir al rector o rectora, directores, Consejo Universitario y Consejos de gobierno:

Morena propone la creación de un Consejo Electoral Universitario, pero se acredita la potestad de elegir a sus primeros integrantes, es decir que se otorga de manera autoritaria el control y organización de los próximos procesos electorales universitarios.

En ambas reformas se plantea que él o la titular de la Rectoría así como los directores de las preparatorias, facultades, escuelas y unidades académicas sean electos por el Consejo Universitario previa consulta (elecciones) en el plantel que corresponda mediante el sufragio personal, directo y secreto (Morena le agrega sufragio universal) de los integrantes de la comunidad del plantel del que se trate.

Destitución sumaria y revancha: Morena “haciendo los huevos al gusto” para Montoya y Carreño:

En su conferencia de prensa del pasado próximo 11 de abril, el diputado normalista, Maurilio Hernández, ex líder de la sección XXXVI del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, niega tajante los afanes revanchistas, autoritarios y violatorios de la autonomía universitaria pero apoya un artículo transitorio (quinto) que ordena al Consejo Universitario la destitución sumaria del rector que fue electo por los universitarios para el período 2017-2021:

El Consejo Universitario convocará en un plazo improrrogable de 30 días naturales a partir de la entrada en vigor de la presente Ley conforme al artículo segundo transitorio de esta Ley a elección de rector o rectora, conforme a lo establecido en los artículos 27 y 28 de esta Ley, a excepción de lo establecido en el artículo 20 en sus fracciones III y IV referentes a la representación de los Consejeros Ex Oficio

Es muy claro que en la mayoría de Morena controlando la 60 Legislatura del Edoméx, Jaciel Montoya y Fermín Carreño ven la oportunidad de cumplir su sueño de toda la vida: Ser rector de la UAEM. El artículo transitorio V de la Ley adoptada por morena es la bilis y el rencor hecho ley. Se convierte en una disposición dictatorial digna de los regímenes más autoritarios y obscuros.

El diputado profesor que por ahora controla a la mayoría de los diputados mexiquenses, Maurilio Hernández, ofrece objetividad e imparcialidad a la hora de que las comisiones legislativas valoren, analicen, equiparen y comparen las dos iniciativas de Reforma a la Ley Universitaria, pero hasta ahora no ha ofrecido una garantía verdadera que le de crédito a sus palabras pues de entrada avala un artículo transitorio dictado bajo el capricho revanchista e irracional de Jaciel Montoya y Fermín Carreño.

En el mismo artículo transitorio, los diputados de Morena también se atribuyen la potestad (de manera por demás gandalla) se destituir al Consejo Universitario:

“El Consejo Universitario convocará en un plazo improrrogable de 60 días naturales a elección de representantes estudiantes y profesores a sus respectivos órganos de gobierno y ante el Consejo Universitario”.

Los artículos transitorios de la Ley Montoya-Carreño, adoptada e impulsada por Morena en la 60 Legislatura del Edoméx, son reverberación fiel de sus intenciones, que incluyen la politización manipulada de la UAEM para favorecer un proyecto político ajeno a los objetivos de la Universidad mediante el atropello de la autonomía universitaria y el menosprecio por los propios universitarios, todo ello bajo el cobijo de una ley que se pretende imponer.

A diferencia de las afirmaciones irresponsables y falsas de algunos diputados de Morena y seguidores de Jaciel Montoya y Fermín Carreño, que acusan al rector Barrera de buscar ampliar su período o reelegirse, el artículo séptimo transitorio plasmado en la propuesta de reforma presentada por el rector Barrera Baca se estipula de manera clara que el actual rector no podrá ampliar su periodo y jamás se contempla una posible reelección:

“Los titulares que actualmente ocupan los cargos de Rector, Directores de Organismos Académicos, Centros Universitarios y planteles de la Escuela Preparatoria, continuarán desempeñándose hasta la terminación del periodo para el cual fueron electos exclusivamente.

Será improcedente la ampliación o solicitud de ampliación de periodo de los cargos de Rector, Directores de Organismos Académicos, Centros Universitarios y planteles de la Escuela Preparatoria en funciones o electos a la entrada en vigor del presente Decreto”.

En los últimos meses, desde que Morena ganó la mayoría en la legislatura, Jaciel Montoya se ufana de su amistad con el diputado profesor Maurilio Hernández, de los favores que éste le debe. Hacerle los huevos al gusto al amigo (sin importar el destino de la UAEM y su comunidad), pretender hacer rectores desde la legislatura, violando la autonomía de la Máxima Casa de Estudios y Cultura del Estado de México, son por ahora rasgos morenistas que a todos nos debieran preocupar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*