Columna: Entre diputados, te veas… Complicada, tarea para legisladores, locales, los conflictos territoriales

 

Por: Juan Miguel Benítez Meléndez

No, no queremos decir a los legisladores, lo que deben hacer… Simple: deseamos complementar la información con la que cuenten, respecto de los asuntos de su competencia…

Un apasionado seguidor, — de los millones que nos leen, — nos remitió un “añejado asunto” entre los habitantes “fronterizos”, en los límites de Tultitlán y Tlalnepantla , lo reproducimos íntegro, con todo y sus atropellados enunciados,  porque representa un gravísimo problema, en ésta materia y es muy delicado para todos los municipios mexiquenses…

“Un Elefante Blanco con Colmillos de Marfil”

El 6 de noviembre del 1981, el Ayuntamiento de TLALNEPANTLA de BAZ, México, compra un terreno de 364 mil m2, en el pueblo de Tlayacampa, en un inmueble conocido como el Olivo II, para reubicar a gente que se mantenía asentada de forma irregular en los costados de las vías del ferrocarril.

Actualmente se encuentra consolidada como colonia y en peligro de ver invadidos, los 30 mil metros cuadrados  de sus áreas verdes, por los habitantes que colindan con ellos de la colonia San Marcos, municipio de Tultitlán, quienes vienen adentrándose a los terrenos de manera silenciosa.

Los datos que se han omitido entregar, como la información completa del fideicomiso creado para tal fin, al cabildo están en el escritorio del Secretario del Ayuntamiento de Tlalnepantla, el Maestro Alejandro Méndez Gutiérrez, quien tiene los contratos y quien nombró Presidenta liquidadora, fue Arturo  Ugalde en el 94, a la Contadora Pública, Gloria Lomas Bautista y quien actualmente sigue al frente del Fideicomiso ostentándose como Presidenta y que expiro su cargo en julio del año pasado

No omito comentar que el último Comité nombrado por cabildo término funciones el 2 de julio del 2017 y que los empleados municipales que atienden el fideicomiso solo realizan trámites de la escritura pública sin atender la problemática de la colonia.

El punto es que junto con la compra, se creó el fideicomiso para manejar todos los asuntos relacionados a la conformación de un núcleo urbano con todos los servicios y adelantos de la época.

OTRO ASUNTO REVUELTO Y COMPLICADO

EL CONFLICTO DE TIERRAS EN OCOYOACAC EDOMEX, UN POLVORÍN

La disputa de tierras entre las comunidades de Acazulco, Tepexoyuca y San Juan Coapanoaya, del municipio de Ocoyoacac Estado de México, por su historia es de alta explosividad que no solo afecta la construcción  del tren rápido Toluca-Cdmx, sino y sobre todo afecta la cohesión social y pone en riesgo la integridad física de las personas que habitan esas comunidades. Los gobiernos del Edomex y Federal deben tomar con seriedad este conflicto agravado por el incremento de valor de la tierra en esas localidades. Texto de Domitilo Posadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*