Columna AL TANTO… inicia la cuenta regresiva: entre la incertidumbre y el desencanto

Comparte:
  •  
  • 23
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    23
    Shares

Columna AL TANTO… inicia la cuenta regresiva: entre la incertidumbre y el desencanto

José Antonio Ortega

El canto de las aves anuncia días soleados. Justo a la mitad de la primavera, llega el mes de mayo y sus cálidas temperaturas. Florecen las plantas y los árboles. La tenue lluvia que precede a la siembra. Los brotes germinales que reverdecen la milpa y dan color a los campos.

Mayo es el mes de las lluvias piadosas. Tiempo propicio para llevar flores a la virgen, en la tradición católica. Invocar a Tláloc en los ritos ancestrales y rogar por la fertilidad de la madre tierra. Tiempo de sembrar para garantizar el sustento y la tranquilidad en el porvenir.

Es también un mes festivo y conmemorativo. Con fechas puntuales para celebrar: el día del trabajo, levantar la santa cruz. Conmemorar el triunfo de la batalla de Puebla. Festejar el día de las madres y el día del maestro. Pero también el día del estudiante, motivo y razón de ser de los paterfamilias y mentores.

Y en este año, tiempo de campañas electorales. Época de intenso activismo político y frenético proselitismo. Allá van, con su cauda de promesas y discursos. A ritmo de tambora o cohetones para llamar la atención. Son las candidatas y candidatos queriendo mostrar músculo. Tratando de convocar al mayor número de votantes.

Es el inicio y en su afán por convencer, pasan por alto medidas y protocolos sanitarios. Recomendaciones contra el Covid-19. Relajan la convivencia. Abrazan y saludan de mano a sus militantes y simpatizantes. Son los abanderados y abanderadas a las 75 diputaciones locales y los 125 ayuntamientos del Estado de México.

Los posibles votantes les observan a lo lejos. Mantienen una sana distancia. Después de todo ya los conocen. Son las candidatas y candidatos de siempre o sus hijitos e hijitas. Más de lo mismo en muchos distritos y demarcaciones. Arropados por otros colores. Allá van, compitiendo por distintos partidos.

Ya se verá el resultado de tamaño despropósito. Su suerte ya está en manos de los votantes. El electorado calificará la pragmática apuesta de las élites partidistas. Pasará la factura de su desdén por las nuevas generaciones. Por la escasa presencia de nuevos cuadros. Inicia mayo y faltan pocos días para llegar a las urnas.

Mientras tanto…

Entre el desencanto y la incertidumbre. Comienza la cuenta regresiva para el día de la elección. En el espacio público nacional el ambiente está crispado. Polarizado por la crisis sanitaria y económica. Matizado por un discurso oficial que, lejos de unir, provoca y confronta. Genera hartazgo y desconfianza.

Morena acata los fallos del Tribunal Electoral del Poder Judicial Electoral (TEPJ).  Registra las candidaturas de Evelyn Salgado Pineda para gobernadora de Guerrero y Alfredo Ramírez Bedolla para Michoacán. Aunque los candidatos defenestrados continuarán en la contienda ¡Faltaba más!

Félix Salgado Macedonio y Raúl Morón Orozco, estarán presentes en actos y mítines. Participarán como coordinadores de campaña. Delegados de Morena en las entidades que aspiraron a gobernar. Es recomendable que revisen bien las reglas de la elección. Cuidar el tope de gastos de campaña. Atender el modelo de fiscalización al que deben ceñirse los nuevos candidatos.

Otro es el panorama en Tamaulipas. El proceso electoral para elegir a 43 alcaldes, 36 diputados locales y 9 diputados federales se enrarece. Todo por el desafuero del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca. Una decisión de la Cámara de Diputados que consideró oportuno el momento, para enjuiciarlo por el delito de defraudación fiscal equiparada.

Determinación que genera el rechazo mayoritario del Congreso de Tamaulipas. Diputadas y diputados locales, se niegan a retirar la protección o inmunidad procesal que la Constitución particular otorga al mandatario. Más aún, deciden que el gobernador debe continuar en el encargo hasta 2022. Se avecinan días difíciles y complicados. El pronóstico es reservado.

Desde Palacio Nacional la batalla mediática por los reflectores, se libra en otro frente. A la embestida contra los órganos electorales y jurisdiccionales se suman los órganos autónomos. Se cocina una reforma administrativa para desaparecerlos. En la lista van varios que tienen algo en común: desafiar al poder presidencial.

En la quema van, de entrada, el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), por oponerse al Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil. El Instituto Federal de Telecomunicaciones, porque “no hacen nada y cobran mucho”.

Después vendrá el turno para la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), por controvertir la reforma eléctrica del régimen, El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), porque tienen otros datos.

Por lo tanto…

Recibamos con alegría el mes de mayo. Enfoquemos la atención en lo importante. Miremos las campañas a la sana distancia. Atendamos las recomendaciones y protocolos en los actos de campaña. Cuidemos la salud, la tercera oleada de contagios por Covid-19 amenaza, es un peligro latente.

A final de cuentas ya sabemos quien es quien. Conocemos la trayectoria, promesas y desempeño de muchos de los aspirantes. Viejos conocidos que ya han estado en cargos de elección popular. Personajes que encontraron en la política su modus vivendi y están de vuelta. Algunos nunca se han ido.

Es momento de evaluarlos en las urnas. Si han hecho lo correcto: bienvenidos. Empero, si fallaron es momento de jubilarlos. Recordemos que muchos políticos mexicanos no conocen la vergüenza. Apuestan a la desmemoria y al olvido de su mal proceder. Vuelven a ser postulados, como si nada, como la primera vez.

Para muestra un botón.  Cuatro ex gobernadores panistas y priistas que quieren ser presidentes municipales. Regresar como alcaldes a la capital de las entidades que ya gobernaron o desgobernaron. Creen que cambiando de partido lo lograrán. Piensan que ya transcurrió un tiempo razonable para que el electorado olvide sus tropelías.

Son los casos de dos ex mandatarios panistas. Luis Armando Reynoso Femat, gobernador de Aguascalientes entre 2004 y 2010, quien quiere ser alcalde del municipio de Aguascalientes. Sergio Estrada Cajigal quien persigue la alcaldía de Cuernavaca, la capital de Morelos que gobernó entre 2000 y 2006. Ambos, postulados por el partido emergente Fuerza por México.

Así comienza la cuenta regresiva hacia el primer domingo de junio. Fecha que marcará un antes y un después, entre quienes quieren regresar al régimen de antes o mantener en el poder a la autodenominada cuarta transformación, cualquier cosa que ello signifique. Inicia mayo y faltan pocos días para llegar a las urnas.

Imagen de Scott Warburton en Pixabay


Comparte:
  •  
  • 23
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    23
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *