Reiteran llamado a detener la caza, tala y contaminación que continúa devastando al Alto Lerma

Comparte:
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Apocaliptic.com

22 de septiembre.- Tras la realización de un foro para analizar la situación de la contaminación del Río Lerma y sus humedales, organizaciones sociales reiteraron la necesidad de adoptar políticas contundentes para contener de forma definitiva el deterioro de esta región acuífera de vital importancia.

Para que el río Lerma sane, no solo es necesario dejar de verter aguas residuales en su cauce, sino también cuidar sus humedales y fauna, particularmente de la zona del área protegida Ciénegas de Lerma, donde se sigue realizando año con año la temporada de caza de patos; ocasionando también una enorme contaminación con plomo, que pone en riesgo la biodiversidad de la región, incluidas especies endémicas y en grave riesgo de extinción.

“Se pretende no ir en contra de la naturaleza, sino con ella, terminar con las emisiones grises, las de cemento, para utilizar el respeto a la naturaleza, lo que permitirá también atenuar el cambio climático. Las actividades iniciales necesarias orientas que se tenían en territorio infiltrante son, uno, incluir la coordinación de esfuerzos tanto oficiales como científicos, académicos con los saberes y prácticas de las culturas originarias cómo incluir programas de colectivos activos”, comentó María Elena Rodríguez Hernández, directora de la organización Comunidades del Alto Lerma (COMALAC).

Como parte de los acuerdos realizados ante representantes de la LX Legislatura, se definió un encuentro con alcaldes y diputados de los 33 municipios de la región del Alto Lerma el 5 de octubre próximo, con el objetivo de que los esfuerzos no sean solo por la vía civil, sino también por mecanismos legales.

Asimismo se hizo un exhorto a las autoridades para frenar la tala ilegal en los municipios aledaños, además de buscar un mayor compromiso, tanto del Estado de México como de la Ciudad de México, para que inviertan en el saneamiento de esta zona, de donde surge el río más grande e importante del interior del país.

“Tenemos que meterle al tema de la revisión del acuerdo de 1956 donde se publica en el Diario Oficial de la Federación y donde el gobierno hasta el momento no ha cumplido ese acuerdo, ¿de qué habla? Pues de que obviamente la Ciudad de México nos tiene que ayudar, la CDMX se lleva, tan sólo de la parte del sistema Lerma, más del 30 por ciento del líquido y se lo han llevado por muchos años”, añadió el diputado federal Sergio Pérez.

Además del evidente daño ambiental y los riesgos para los pobladores de la zona, es el uso de agua contaminada con metales pesados que pueden generar desde problemas de piel, sordera y hasta cáncer, por lo que, se sostuvo, es urgente que los 33 municipios por los que corre el afluente tomen acción inmediata y sin intereses políticos ni económicos.


Comparte:
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *