Están detenidos militares que grabaron tortura a mujer: Sedena

14 de abr.- Un vídeo difundido en las últimas horas en redes sociales muestra la tortura de dos militares y un policía federal a una civil, a la que encañonan con un arma y ponen una bolsa en la cabeza, en un caso que ha derivado en la detención de dos de los uniformados y su próximo procesamiento.

Tras la difusión de las imágenes, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) emitió un comunicado este jueves en el que reconoce la veracidad de los hechos.

Además, informó que los dos militares que aparecen en el vídeo, un capitán y una soldado, fueron arrestados y se encuentran en prisión preventiva en una cárcel militar a la espera de juicio.

Los hechos ocurrieron el 4 de febrero de 2015 en Ajuchitlán del Progreso, en el estado de Guerrero, y en las imágenes se observa a los dos miembros de la Sedena y un policía federal que tienen a una mujer sometida en el suelo.

En un primer momento, le ponen una bolsa de plástico en la cabeza para que no pueda ver, le tiran del pelo e incluso la militar que aparece en las imágenes llega a presionar con la punta del cañón del arma la cabeza de la víctima a modo de amenaza.

Posteriormente, le colocan una bolsa más grande y la sujetan del cuello, asfixiándola durante unos 20 segundos, mientras la mujer, tendida en el suelo, llora y patalea.

“¿Vas a hablar?”, le cuestionan las fuerzas federales, quienes le preguntan si conoce a “María“, a lo que la mujer responde que no sabe quién es.

“¿Ya te acordaste o quieres más?”, le cuestiona la autoridad.

En los últimos segundos de la grabación, que dura cuatro minutos, uno de los presentes reprende la actitud de la chica: “Pinche vieja dramática. ¡Si estaba respirando!”.

El vídeo no ha tardado en hacerse viral en redes sociales y a repercutir en los medios de comunicación.

La Sedena explicó que tuvo conocimiento del caso el pasado 10 de diciembre de 2015 y e informó “inmediatamente” al Ministerio Público Militar, quien integró una averiguación previa correspondiente a fin de reunir “los elementos de prueba para ejercer acción legal en contra del personal involucrado.”

El 4 de enero de 2016 se comunicó y desglosó la investigación a la Fiscalía General a fin de determinar “la responsabilidad en cuanto a las afectaciones a la civil“, según el boletín.

Un día después, la Procuraduría General de Justicia (PGJ, Militar (PGJN, fiscalía militar) detuvo a un capitán y a una soldado policía militar como presuntos responsables del delito de desobediencia.

“El oficial y la elemento de tropa están internados en la prisión militar por lo que respecta a los delitos del orden militar, habiéndoseles dictado auto de formal prisión el 11 de enero de 2016 y están a disposición del juez Quinto Militar“, detalló la nota.

EFE consultó a la Policía Federal, que comentó que está revisando las imágenes y todavía no tiene una posición oficial.

 

EFE