Plagas y enfermedades en cosechas amenaza global: FAO

Roma, 4 abr.- Plagas y enfermedades reducen cada año del 20 al 40 por ciento de los rendimientos en las cosechas mundiales y la amenaza sigue creciendo, advirtió hoy la FAO, en un foro con expertos de 182 países.

En el contexto de la globalización, aumenta la propagación de los gérmenes perniciosos a través de las fronteras por el transporte de mercancías, mientras los efectos del cambio climático también agudizan el fenómeno, indicó la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Las hormigas invasoras que devoran los cultivos o el “síndrome de decaimiento rápido del olivo”, capaz de secar las hojas y marchitar las ramas de ese árbol, ejemplifican las amenazas con mayor expansión a escala global, ilustró la entidad.

A juicio de los especialistas, urge encontrar formas más efectivas para evitar que insectos, bacterias, virus y malas hierbas infesten frutas, hortalizas y otros tipos de plantas y alimentos que se comercializan a diario en el mundo.

Bajo ese prisma sesiona aquí la reunión anual de la Comisión de Medidas Fitosanitarias (CMF), el órgano de gobierno de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria, con la presencia de expertos de los 182 países firmantes, así como de organizaciones internacionales y el sector privado.

“Sanidad vegetal para la seguridad alimentaria”, es el mensaje que preside el encuentro, a fin de subrayar el compromiso de la comunidad internacional de erradicar el hambre en 2030 y el papel fundamental de las plantas en la alimentación humana.

Aunque crece la atención sobre estos temas, es preciso hacer más conciencia para mejorar la sanidad vegetal, opinó el director general adjunto de la FAO para operaciones, Daniel Gustafson, al inaugurar el encuentro.

Cuando las plagas infestan una zona geográfica y se han establecido, son casi imposibles de erradicar; además, muchas veces los intentos por eliminarlas conllevan al uso de pesticidas peligros para la salud humana y el medio ambiente, señaló el análisis.

Entre las tareas de la CMF figuran el examen y el establecimiento de normas internacionales sobre medidas fitosanitarias sobre el manejo de las plantas y productos vegetales durante el desplazamiento y el transporte.

La presente reunión de la CMF, que sesionará hasta el próximo viernes, discutirá en específico las formas para contrarrestar el alza de los riesgos asociados al empleo de contenedores marítimos.

Según evaluaciones de la FAO, cada año se comercializan a escala internacional productos agrícolas por valor de 1,1 billones (millones de millones) de dólares estadounidenses y más del 80 por ciento del total son alimentos.

 

PL