Columna VERDADES MENTIROSAS…“ALEA IACTA EST” (LA SUERTE ESTÁ ECHADA)

Comparte:
  •  
  • 75
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    75
    Shares

“La vida orgánica es muy frágil.

El cuerpo planetario puede morir en cualquier momento.

Siempre está a un paso de la muerte.

Desde el momento de la concepción estamos viviendo tiempo prestado”

 George Gurdjieff

 

Gerardo Lara

ALGÚN día la pandemia pasará, las vacunas harán lo suyo; el mundo habrá cambiado no sólo porque el miedo y el hambre serán una constante, sino porque los vacíos que va dejando la muerte implacable ya no se llenarán jamás; cuando despertemos de la “noche abismal” nada estará en su sitio, aquello que convertimos en cotidianidad fue arrancado de tajo, el mundo de todos y el mundo de “cada quien” habrá sido puesto de cabeza.

Resaltará una lección inolvidable; LA VIDA Y LA MUERTE SON AMIGAS, en términos de mi maestro George Gurdjieff:

“En el mundo manifestado todo tiene su principio y su final. En el Mundo Real, todo está siempre presente y un hermoso día se te permitirá olvidar todo y dejar el mundo “para siempre”. La libertad vale un millón de veces más que la liberación.

Cuánta razón del inmortal maestro pues ahora sabemos a conciencia que nuestro objetivo en la vida es prepararnos para morir felices, conscientes de que al fin se nos develará el misterio, es decir “para conocer a la muerte, hay que vivirla”

El recuento de los daños es imposible de hacerse, porque aún no sabemos el grado de quebrantamiento sufrido por el espíritu humano, seguramente habrán muerto muchas cosas de nosotros mismos.

Mucho menos podemos hacer el recuento de los beneficios; pero algo es seguro: nunca como ahora se cumplirá la ilusión añeja de “Año nuevo…Vida nueva”.

Cuando despertemos del ensueño pavoroso  habrá formas nuevas de trabajo, surgirá una nueva cotidianidad, cambiaran los pretextos para emborracharse en el bar, la infidelidad usará otras tácticas, la prostitución cambiará sus mercados, los moldes comerciales serán nuevos, la estafa y la explotación del esclavismo asalariado sufrirá variantes, mutará todo en la forma, pero el instinto humano básico persistirá, ese no puede cambiar; la clave está en las palabras del poeta surrealista St Paul Boux que cuando le preguntaron sobre como cambiaría el mundo después de la primera guerra mundial contestó: “Los pecados serán los mismos, sólo cambiará la forma de pecar”.

Vendrá un aluvión de MENTIRAS VERDADERAS para proteger las agendas de los intereses geopolíticos, básicamente del sionismo internacional, la banca israelí y el ESTADO PARIA de Israel, los grandes beneficiarios de la catástrofe.

A la vez, continuará el proceso irreversible de balcanización de Estados Unidos, cuyas once naciones que lo forman implotarán para transformar la geografía de todo el continente, incluyendo por supuesto a México. De ello me ocuparé en próxima entrega.

Pero también se avizoran fenómenos esperanzadores y promesas de dicha, quizá quién logre sobrevivir está llamado a encabezar una nueva REVOLUCIÓN DEL AMOR; entonces lucharé por lograrlo y si es así me enlistaré en sus filas enarbolando la gran enseñanza de FRANCIS BACON: “Si quieres dominar a la naturaleza, dominarla en verdad, debes aprender a obedecerla”

Por todos lados hay encuentros, búsquedas y transformaciones, en las formas de crear y acceder a la música, la pintura, el cine o la literatura, aún no sabemos los alcances de tales búsquedas y encuentros ni lo que surja cuando se pueda volver a las calles y a los sitios de reunión, atisbo que vendrán muchas NUEVAS OLAS en los más diversos ámbitos y que habrá una gran voracidad por crear, por ver, por saber y entonces surgirán nuevas cualidades expresivas, se fusionaran lenguajes; nacerán artes desconocidas del ansia por crear.

Es menester conquistar el día anhelado, el momento sagrado, en el que se propalen tumultuosos abrazos que harán valer la espera y la lucha que tal espera conlleva. Nunca como ahora, esperar con firmeza, fue luchar.

Debemos aspirar al día en que esos abrazos tumultuosos se mezclen con olas de llanto incontenible, mezcla de alegría y desahogo, de risas que querrán llegar a lo más alto para que nos escuchen nuestros muertos, serán las escenas propias de la terminación de una guerra. Celebraremos nuestro pasado luminoso, pero todo será futuro en nosotros

Sí, algo habrá muerto de nosotros, pero algo habrá sobrevivido y otro tanto nacerá.

La Columna VERDADES MENTIROSAS seguirá hablando de las tres materias fundamentales de la vida humana, de las que se desprende TODO lo que somos; LA HISTORIA, LA POESÍA y LA FILOSOFÍA, las tres armas fundamentales del espíritu humano; por ahora no nos  queda más que citar a Julio Cesar a punto de cruzar “El Rubicón: “alea iacta est” (la suerte está echada”)


Comparte:
  •  
  • 75
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    75
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *