Miles de evacuados ante inminente impacto del huracán Willa

Imagen satelital de LAN/Conagua 16:41 horas del 23 de octubre 2018 vía Apocaliptic.com

23 de octubre 2018.- Miles de personas fueron evacuadas y cientos de negocios permanecían cerrados en la costa del Pacífico de México ante la inminente llegada el martes del huracán Willa, que amenazaba a importantes zonas turísticas con fuertes vientos y lluvia.

Los residentes tapiaron con grandes tablones de madera puertas y ventanas de los hoteles frente al histórico paseo marítimo del centro de Mazatlán, una turística ciudad costera en el estado noroccidental de Sinaloa.

Willa, que se debilitó el martes a categoría 3 después de alcanzar el nivel máximo de 5, se desplazaba a una velocidad lenta de 17 kilómetros por hora (kph), con vientos máximos sostenidos de 195 kilómetros por hora, dijo el Centro Nacional de Huracanes (CNH, por su sigla en inglés) con sede en Miami.

Pese a su menor intensidad, estaba previsto que Willa arroje grandes cantidades de lluvia y fuertes vientos en la región, por lo que las autoridades recomendaban a la población resguardarse en sus hogares.

“Todavía sigue siendo un huracán intenso”, dijo en una conferencia de prensa Roberto Ramírez, director de la estatal Comisión Nacional del Agua (Conagua) de México.

Presagiando la tormenta, una ligera brisa caía por la tarde sobre la principal franja turística de la ciudad y apenas unos cuantos visitantes salieron a pasear, mientras las banderas rojas plantadas en la arena indicaban que la playa estaba cerrada.

“No tenía idea de que esto estaba avanzando hacia nosotros”, dijo Howard Petty, un turista estadounidense que llegó en compañía de un amigo. “No hay ningún otro lugar al que podamos ir, así que solo nos quedaremos aquí”, agregó mientras hojeaba un periódico, sentado en el vestíbulo de su hotel.

Las autoridades anticipan que Willa alcance por la tarde la costa de México como categoría 2 ó 3.

“Esto se va a poner muy feo”, comentó el profesor universitario Ignacio Osuna, quien caminaba con su perro por el malecón mientras observaba a un grupo de jóvenes que aprovechaba las olas altas para surfear.

“Seguramente mi casa se va a inundar”, agregó.

El principal centro de convenciones de Mazatlán fue habilitado por las autoridades como refugio temporal, pero hasta después del mediodía sólo unas cuantas personas habían acudido en busca de ayuda.

“Tenemos miedo, nos dio miedo por eso no salimos. Y es la primera vez que estamos en un albergue”, comentó Nahiel Díaz, una ama de casa de 50 años, que llegó al refugio con otros siete miembros de su familia.

Según cálculos del coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, aproximadamente la mitad de las 200,000 personas que habitan las zonas más vulnerables de Sinaloa y Nayarit se habían trasladado a sitios más seguros como refugios.

Otros destinos turísticos del vecino estado de Nayarit, así como Puerto Vallarta en el estado de Jalisco, también se encuentran cerca de la trayectoria del huracán.

En algunos estados la amenaza de Willa se veía agravada por los remanentes de Vicente, un ciclón que dejó 11 muertos a su paso por el estado de Oaxaca, según las autoridades.

Antonio Echevarría, gobernador de Nayarit, dijo que las clases fueron suspendidas y llamó a la población a no desafiar la tormenta. “No juguemos al macho, que no le juguemos al súper hombre. Es un huracán muy fuerte, muy potente, y no queremos que vaya a suceder alguna tragedia”, advirtió.

 

Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*