Pacientes acusan al IMSS de usar aparatos para diálisis de mala calidad y provocarles peritonitis

*El director de la Clínica 251 revira y afirma que las crisis en pacientes no son por los aparatos sino porque los enfermos no tienen la higiene adecuada.

Reporte de: América Juárez Bernabé/Apocaliptic.com
Fotos: Sergio Sánchez Hidalgo García/Apocaliptic.com

Metepec, México, 19 de abril de 2018.- Se manifestaron un grupo de pacientes con insuficiencia renal del Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) a las afueras del Hospital General Regional Clínica 251 ubicada en este municipio, con la finalidad de exigir a las autoridades regresar a utilizar los aparatos de una marca anterior a la implementada este 2018 para su diálisis peritoneal, al considerar que los del nuevo proveedor les han propiciado daños que podrían llevarlos hasta perder la vida, sin embargo, las autoridades de esta institución negaron sea esta la causa.

Una de las pacientes inconformes, Carolina Jardón Álvarez, expresó que su salud se vio deteriorada a partir de este cambio, en su caso, dijo, el interruptor del catéter que bloquea el orificio externo de su aparato de diálisis peritoneal no cierra de forma adecuada, lo que propició una peritonitis química, lo que no ocurría con la marca Baxter, agregó que cerca de 10 pacientes más también registraron otros problemas con la marca Piza, y a pesar de que entregaron oficios a las autoridades éstas no les han dado respuesta a su reclamo.

Luego de concentrarse a las afueras de este hospital con pancartas para pedir ser atendidos por las autoridades, el director de este hospital, Jesús Alcántara Ramírez, ofreció una conferencia de prensa donde negó que la causa de decesos o peritonitis sea por la marca de los aparatos de diálisis utilizados en la clínica, sino más bien, es el resultado de una enfermedad que es degenerativa y que en varios casos, resulta en peritonitis debido, en varios casos, a la falta de cuidados de higiene en su resguardo y manipulación por parte de los pacientes que son tratados de forma externa.

Indicó que estos aparatos cuentan con las certificaciones de salud que exige Cofepris a los proveedores y específicamente con la empresa Piza, y aunque es la primera vez que se trabaja con ella en este hospital, ya se ha trabajado en otras clínicas con ésta sin tener ningún registro de que estos aparatos sean la causa de crisis de los pacientes.

Informó que las diez denuncias recibidas por este hospital ya se están trabajando y valorando su situación particular, ya que los pacientes al transcurso de los años su situación puede irse agravando, generando complicaciones de salud graves, para lo cual requieren ajustes en sus tratamientos.

En este sentido, detalló que se ha encontrado que existen debilidades en el resguardo de las áreas donde se almacenan los aparatos de diálisis de los pacientes que se atienden en casa, así como el uso inadecuado o manipulación inadecuada que no cumple con todas las reglas de higiene que se requiere para no contaminar estos aparatos.

Por su parte, Victor Gazca Martínez, subdirector de esta clínica, indicó que se ha podido documentar que en muchas ocasiones las condiciones en las que se realizan los cambios de bolsa, catéter y las acciones implicadas en el uso de diálisis en pacientes externos, no son siempre los ideales, sin embargo, la labor de la institución de salud es que un equipo interdisciplinario que incluye, trabajadora social, nutrióloga y médico, participen en la evaluación periódica de los pacientes con insuficiencia renal.

Cabe mencionar, que los pacientes inconformes, se les hizo pasar al interior del hospital a un área en donde las mismas autoridades que atendieron a los medios de comunicación, señalaron, se reunirían con ellos para escuchar su situación particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*