Mas de 100 muertos tras serie de ataques terroristas en Siria

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) perpetró ayer seis atentados explosivos contra objetivos chiíes en las ciudades sirias de Homs y Damasco, que causaron al menos 119 víctimas mortales.

Cuatro atentados explosivos acabaron con la vida de al menos 62 personas e hirieron a 180 en la zona de mayoría chií de Sayida Zeinab, en la periferia meridional de Damasco, según cifras del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG detalló que dos de las explosiones fueron perpetradas por suicidas que hicieron estallar los cinturones explosivos que tenían sujetados al cuerpo.

Además, manifestaron que la tercera explosión se llevó al cabo con un vehículo bomba y que se investiga el origen de la cuarta.

El Observatorio no descartó que la cifra de muertos aumente debido a la gravedad de los heridos.

El Estado Islámico asumió la autoría de los ataques en un comunicado distribuido en foros yihadistas.

“Dos de los soldados del califato han logrado perpetrar dos operaciones en la calle Al Tin y Al Fatmeya en la zona del Sayida Zeinab en Damasco, que se considera la casa de los apóstatas y alauíes (secta chií a la que pertenece Bachar al Asad)”, señaló el grupo yihadista.

En la misma nota, el EI cifró en 90 los muertos y en 160 los heridos.

“Si Alá quiere, va a continuar el baño de sangre de los apóstatas y alauíes hasta que la Tierra se purifique”, agregó.

La agencia oficial de noticias, SANA, rebajó el número de explosiones a tres y no concretó la cifra de víctimas.

Sayida Zeinab se encuentra a unos 17 kilómetros al sur de Damasco y está protegido por el grupo chií libanés Hizbulá, cuyos líderes insisten en que velan por proteger las áreas y santuarios chiíes de los ataques de los insurgentes suníes en Siria.

En esta zona se encuentra la mezquita chií del mismo nombre, lugar de peregrinación de los fieles de esa rama del Islam y que en el pasado ya ha sido objeto de ataques.

Doble ataque

Por otro lado, un doble atentado cometido con dos coches bomba en el céntrico barrio de Al Zahraa, en Homs, generó la muerte de 57 personas, según cifras del Observatorio sirio.

Esta zona de la ciudad está poblada por una mayoría de ciudadanos alauíes.

Entre los fallecidos figuran 39 civiles, añadió la ONG, que no precisó si el resto de muertos son miembros de las milicias del régimen sirio.

Por su parte, la agencia oficial siria de noticias, SANA, rebajó la cifra de muertos a 34, según declaraciones del gobernador de Homs, Talal al Barazi, que precisó que las explosiones tuvieron lugar en la calle 60.

El Estado Islámico también asumió la autoría de los ataques en un comunicado difundido en foros yihadistas.

“Dos jinetes con dos coches bomba han tenido como objetivo grupos de apóstatas en la calle 60 del barrio del Al Zahraa en Homs”, informó la nota del grupo radical, que añadió que las explosiones generaron al menos 90 muertos y 150 heridos.

Además, el EI amenazó a los alauíes con otros atentados en el futuro.

La agencia precisó que las explosiones causaron importantes daños materiales en las casas cercanas y en decenas de autobuses públicos y privados aparcadas en una vecina estación.

Por otra parte, al menos cincuenta yihadistas del EI han muerto en las últimas horas en bombardeos y ataques del régimen de Bachar al Asad en su avance por la provincia septentrional de Alepo.

El Observatorio añadió que esos ataques se generaron en la periferia oriental de la ciudad de Alepo y en la carretera que une esa localidad, capital de la provincia homónima, y Al Raqa, feudo del EI en Siria.

 

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*