Anaya ¿voto útil?

Las insinuaciones de Ricardo Anaya en torno a una alianza de facto con el gobierno federal para que el priismo abandone la candidatura de José Antonio Meade están fuera de lugar, porque ni los priistas le darán su voto ni José Antonio Meade declinará.

El candidato de la abominable alianza PAN-PRD-MC no las trae todas consigo, las huestes del verdadero panismo siguen sin digerir la unión con el partido antagónico y acusan a Ricardo Anaya de ser el culpable del resquebrajamiento de Acción Nacional que todos los días, en diferentes puntos del país, vive la renuncia de su militancia.

Ante un panorama nada favorable con el panismo tradicional, que a todas luces ofrece su respaldo a Margarita Zavala y en última instancia a José Antonio Meade, Ricardo Anaya piensa en el voto del priismo y hace insinuaciones desleales en el sentido de una declinación en su favor por parte del candidato de la Coalición Todos por México, José Antonio Meade.

El verdadero panismo no se plantea dar su voto a Ricardo Anaya. En el Estado de México, por ejemplo, los personajes ilustres del PAN, como Víctor Guerrero o Noé Aguilar, han gritado a los cuatro vientos su apoyo total a Margarita Zavala, pues la consideran, aunque candidata independiente a la Presidencia de la República, la real representante de los preceptos de Acción Nacional.

Mientras que el priismo, cada día más, confirma su respaldo a José Antonio Meade y lejos está de pensar en una declinación. Las bases del PRI, que se cuentan por millones, están dispuestas a jugársela con su candidato y llegarán hasta el final con la convicción de tener la mejor propuesta y la mejor preparación como respaldo.

Ricardo Anaya se autoerige como el depositario único de lo que llama voto útil de los ciudadanos mexicanos. De ese tamaño es su exacerbado ego. Pero qué de útil tendría votar por quién es investigado por lavado de dinero; qué de útil sería votar por quien al llevarse a su familia a vivir al extranjero demuestra claro  desprecio por México y lo mexicano.

Ricardo Anaya convoca a una cruzada nacional en favor de su candidatura, pero ni el PAN, ni sus aliados, y mucho menos el pueblo de México han figurado, jamás, en su cruzada personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*