A lo que sigue…

Comparte:

El proceso electoral ya terminó.  En el caso particular del Estado de México ya se entregaron las constancias de mayoría a los 45 diputados locales y a los 125 ayuntamientos electos. El que ganó… ganó y el que perdió… Perdió porque el voto ciudadano simple y llanamente no le favoreció.

Y aunque algunos (muy pocos) de los actores políticos no digieren la derrota sus acciones no podrán romper la anhelada tranquilidad de los ciudadanos que en absoluta mayoría deseamos no saber nada de candidatos y elecciones por un buen rato.  Los inconformes tienen el derecho de llevar sus dudas y descalificaciones a los tribunales, pero ¿cuánto derecho tienen a cerrar calles, invadir sitios públicos y violentar el día a día de quienes quieren pasar a lo que sigue?

El propio Gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, hizo un llamado a los actores políticos para que sepan ganar y sepan perder. Para que sea a través de la vía institucional, sin afectar a la sociedad, como canalicen las inconformidades que pudiesen tener.

La coyuntura nacional, obviamente la estatal, no permite más desgaste de las instituciones y de la sociedad. Si de por sí el coste económico y social de las elecciones es altísimo, más lo será si nos dejamos enredar en conflictos postelectorales sin sentido orquestados por quienes aspiran a ganar con acciones desestabilizadoras lo que no lograron obtener en las urnas.

A lo que sigue. A ejercer la ciudadanía. A verificar que los que pidieron el voto y firmaron compromisos cumplan lo que ofrecieron. A estar pendientes de las acciones de los futuros gobiernos municipales y del quehacer legislativo de los próximos diputados.

No la tendrán fácil. Los presidentes municipales electos, de todos, pero todos, los partidos políticos que ganaron alcaldías, cuando eran candidatos firmaron decenas y hasta cientos de compromisos con la ciudadanía. Está claro que para poder cumplir con lo prometido no bastan los recursos cotidianos que reciben, por lo que la capacidad de gestión, la disposición a tocar puertas, el conocimiento de los programas federales y estatales que les permiten bajar recursos y hasta los contactos en todos los ámbitos, serán fundamentales para las próximas administraciones municipales.

El diverso perfil y tan variado nivel de conocimiento que presentan los próximos ayuntamientos y diputados mexiquenses hace que la propuesta del gobernador Ávila Villegas se vuelva una necesidad imperante: que se lleven a cabo talleres y seminarios para que las nuevas autoridades municipales y diputados conozcan la forma de trabajo de la administración estatal.

Lastimosamente no podemos tener 125 ayuntamientos profesionalizados en la administración pública y 75 diputados capacitados y formados para el ejercicio legislativo. Una vez más Dios nos agarre confesados en varios municipios y distritos mexiquenses. En otros,  como Toluca, Huixquilucan, Metepec, Tejupilco, Naucalpan, Texcoco y Coatepec Harinas, las expectativas provocadas por los futuros alcaldes y legisladores son muchas y las miradas estarán puestas en ellos… desde ahora.

 


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *