SILENCIOS ESTEREOFÓNICOS… Renacimiento, orden armónico de media centuria

Comparte:
  •  
  • 18
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    18
    Shares

Félix Morriña

 

 

“Voy camino a los 50;

punto y coma de la vida”

Cacho Castaña

 

Tengo la costumbre anual de celebrar mi renacimiento, entiéndase cumpleaños, con pequeños homenajes a personajes de la cultura, especialmente del ámbito musical, por mi reverencia a la Diosa Euterpe, como en este caso, al llegar a la media centuria de existencia el próximo viernes 20 de noviembre, brindo por dos canciones que en este momento me representan por razones obvias: “Voy camino a los 50” y “Garganta con arena” del compositor, cantante y actor argentino Humberto Vicente Castagna, mejor conocido en el mundo del tango como Cacho Castaña, fallecido el 15 de octubre del año pasado, a los 77 años, víctima del cáncer pulmonar. ¡Cacho Castaña, traía siempre el pucho de la vida!

Cuando tuve oportunidad de conocer a la excelente cantante de tango Adriana Varela, durante su primera visita a México, para participar en el primer Festival de las Almas del mexiquense turístico municipio de Valle de Bravo, oseáse hace 18 años, me contaba y recomendaba mucho escuchar y aprender de las aportaciones artístico culturales de Cacho Castaña, porque era una figura inevitable para entender el tango de finales del siglo XX.

Con el paso de los años, y con ayuda de argentos cercanos, aprendí más de este singular varón del drama y fatal desamor musicalizado, como es el tango. Las canciones no representan a cabalidad el sentir emocional, físico y espiritual de este #ServibaryAmigo #DandyperoPunk #ElCinicoMayor, pero sí son referentes generacionales sonoros para muchos, por lo que comparto algunas reflexiones para los que están cerca del punto final; en el punto y coma; a los que ayudará esta recomendación musical estando en los tres puntos suspensivos; los que están en “coma” por excesos, o en ya en el punto y aparte. ¿Yo? ¡Estoy en el punto y seguido!

“Voy camino a los 50/ Punto y coma de la vida/ Sin pensar, sin darme cuenta/ Cerca del punto final./ Esquivando los espejos que antes fueron mi alegría/ Y hoy los miro desde lejos/ Para poderme peinar…”. La primera vez que escuché la reflexiva canción no le daba bola, como se dice en Argentina a todo lo que se debe pasar de largo que incomode, pero ahora que estoy a días de que eso suceda, asumo conscientemente del ciclo que cierro y del que abro tras la nueva década de existencia.

“Voy camino a los 50, reflexiones y balances/ Presintiendo los percances/ Que muy pronto han de llegar/ Si no dejo el cigarrillo se me muere la garganta/ Porque siento que no canta como tiene que cantar./ Me da bronca cuando pienso que ya está, que esto fue todo/ Y que sigo estando solo por mi forma de pensar./ Que el amor que yo quería, y a mi vida no llegaba/ Fue una loca fantasía que jamás pude lograr…”. En mi otra vida inmediata anterior, la que dejé tras los excesos, buscando mantener glorias pasadas para resurgir de las cenizas, me hubiera seguido dando bronca la forma de vida que llevaba. Por supuesto, que el miedo no anda en burro, que la sombra del pasado marca, pero no mata, y uno puede transformarlo, evolucionarlo todo.

“Voy camino a los 50/ Punto y coma de la vida/ Sin pensar/ Sin darme cuenta… cerca del punto final./ Voy camino a los 50/ Y aunque nunca se lo diga/ Lo que resta de mi vida/ Se lo quiero regalar/ Porque dentro de mi pecho tengo un sueño todavía/ Y es un sueño que algún día, sé que lo voy a lograr./ me da bronca cuando pienso que ya está, que esto fue todo/ Y que sigo estando solo por mi forma de pensar./ Que el amor que yo quería, y a mi vida no llegaba./ Fue una loca fantasía que jamás pude lograr./ Voy camino a los 50/ Punto y coma de la vida/ Sin pensar, sin darme cuenta/ Cerca del punto final./ Voy camino a los 50/ Punto y coma de la vida/ Sin pensar, sin darme cuenta/ Cerca del punto final./ Voy… Voy camino a los 50, y a pesar, a pesar de lo que digo/ Por lo mucho que he vivido… YO NO ME PUEDO QUEJAR”.

Esta última parte de la canción es lo mejor, porque viene ahí el mensaje de cero arrepentimiento por lo hecho, porque “el pasado ha pasado y por él nada qué hacer” (Eskorbuto, banda punk ibérica dixit). Uno debe estar consciente de sus actos, del precio a pagar por todo lo que se hace en esta vida, calificado por el sistema como bueno o malo, pero en verdad nada de eso hay, si uno sabe por donde transita. En este momento, me siento agradecido con lo vivido, en paz, fluyendo. Si alguna vez transgredí, hoy pido disculpas y sigo de frente. Tengo camino por recorrer.

La mejor reinterpretación del tango “Garganta con arena” de Cacho Castaña lo ha hecho Adriana “La Gata” Varela y este interlocutor lo puede jurar, porque lo viví en Valle de Bravo cuando la cantó como sólo ella sabe hacerlo. Te deja la piel erizada, ojos húmedos, garganta hecha nudos con tantas, tantas ganas de gritar a los cuatro vientos todo lo que te ahoga, consume y deshace.

Esta canción me ha enseñado a bancarse todo, como se dice en Argentina al hecho de aguantar tope lo que tope, que el sufrido dolor no te doblegue y que debes continuar haciendo mejor lo que sabes hacer con la frente en alto. ¡Gracias adorada Adriana Varela por tu bella y potente voz!

¡Brindemos por mi #50Renacimiento, con orden armónico de media centuria!

¡Cantemos, luego empanadas y vino, como buen argentino!

“Ya ves/ El día no amanece/ Polaco Goyeneche/ Cantame un tango más/ Ya ves/ La noche se hace larga/ Tu vida tiene una marca/ Cantar, siempre cantar./ Tu voz/ Que al tango le emociona/ Diciendo el punto y coma/ Que nadie le cantó./ Tu voz/ De duendes y fantasmas/ Respira con el asma/ De un viejo bandoneón./ Canta/ Garganta con arena/ Tu voz tiene la pena/ Que Malena no cantó./ Canta/ La gente está aplaudiendo/ Y aunque te estés muriendo/ No conocen tu dolor./ Canta/ Que Troilo desde el cielo/ Debajo de tu almohada/ Un verso te dejó./ Cantor/ De un tango algo insolente/ Hiciste que a la gente/ Le duela tu dolor./ Cantor/ De un tango equilibrista/ Más que cantor artista/ Con vicios de cantor./ A vos/ Que tanto me enseñaste/ El día que cantaste/ Conmigo una canción”.

Cacho Castaña: “Voy camino a los 50”:

Cacho Castaña con Adriana Varela: “Garganta con arena”:

fmorrina@yahoo.com.mx

Facebook: Félix Morriña

Instagram: @felixmorrina

Twitter: @fmorrina

 


Comparte:
  •  
  • 18
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    18
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *