VERDADES MENTIROSAS: 77 años de Hiroshima y Nagasaki…EL MUNDO EN LLAMAS

Comparte:

“Tan pronto supieron que la bomba nuclear funcionaba,

se asumió que la usarían. De hecho, esa no era la discusión entre los militares, la pregunta era cómo la usarían.

Y la forma más previsible sería una que llevara a la rendición de Japón».

MICHAEL GORDIN

Gerardo Lara

En el mes de agosto se han cumplido 77 años del lanzamiento de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki, con las que Estados Unidos impuso su hegemonía al mundo; la imaginación no alcanza para dimensionar la catástrofe, pues las imágenes de la tragedia que se han dado a conocer a través de los años superan cualquier comprensión posible. Puede uno acercarse a entender si revisa películas como LLUVIA NEGRA (1989) dirigida por Shojei Imamura basada en la novela homónima de Ibiuse Masuji, en la que se develan las consecuencias para los sobrevivientes, para los que estuvieron cerca, alguien ha descrito así los hechos: “Las bombas de Hiroshima y Nagasaki nunca dejaron de caer”.

La insólita decisión de masacrar humanos por azar ha dado pie a infinidad de VERDADES MENTIROSAS por parte de los que ordenaron el asesinato en masa: que ahorraron miles de vidas americanas, que hubiesen muerto más japoneses en una invasión, que urgía terminar la guerra. Justificaciones ambiguas y especulativas, que no borran el carácter “maldito” del asunto.

La feroz agresión sobre el pueblo inerme marca una frontera en la historia de la humanidad. En esa fecha, no sólo terminó la segunda guerra mundial, sino que se aceleró el reloj de la extinción humana.

La carrera por el poder de destrucción masiva no se ha detenido desde entonces; aquel que tenga más poder de destrucción masiva es el hegemónico, vaya fracaso de la inteligencia humana, vivimos chantajeados por “la amenaza de muerte” ¡que proviene de otros humanos!

Los tambores de guerra se escuchan en todos los rincones del planeta; las potencias que juegan en la instalación de un nuevo orden mundial, no se están preparando para la paz, todos sus recursos y su visión estratégica se dirige a la guerra.

Estados Unidos ha convertido a Europa en su marioneta, ahoga pueblos enteros con sanciones económicas;  en Ucrania procuró e impulsó a fuerzas neonazis para provocar una guerra contra Rusia, en China, Estados Unidos agrede la soberanía cuando Nancy Pelosi visita Taiwán, en África procura guerras neocoloniales y en latino América financia opositores a gobiernos progresistas; mientras tanto el Estado paria/sionista de Israel, que posee armamento nuclear clandestino,  ataca Gaza prosiguiendo con sus acostumbradas masacres contra el pueblo palestino; es el mundo en llamas.

El curso de los acontecimientos mundiales va marcando una ruta que nos acerca más a una catástrofe nuclear, cada acontecimiento acelera el reloj del fin del mundo; en la guerra por el control de los recursos naturales del planeta, no hay distensión posible, mientras Estados Unidos no acepte que ha llegado a su fin la hegemonía unipolar sobre el mundo.

Nunca se estuvo tan cerca de esa hora cero como ahora, es como si el aniversario de Hiroshima y Nagasaki fuese un cabalístico 77 que impulsa a las oligarquías mundiales para crear la catástrofe; porque esta guerra como todas son de las oligarquías no de los pueblos.


Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Clic aquí para ver Apocaliptic en Google Noticias, suscríbete dando clic a la estrella