La Comisión de Derechos Humanos del Estado de México y la defensa de los periodistas mexiquenses

*La defensoría del pueblo del Edoméx presentó un protocolo lastimosamente pertinente.

Juan Carlos Lara Escobedo/Apocaliptic.com

En días pasados la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) presentó el Protocolo de Actuación para la Prevención, Protección y Defensa de los Derechos Humanos de Periodistas y Comunicadores. El documento en sí mismo es de vital importancia, pero además es revelador de una realidad que ya no se puede tapar, como en la vieja usanza, con un dedo: los periodistas son un grupo vulnerable en este país, en esta entidad.

Desde la presentación misma del protocolo, el ombudsperson del Estado de México, Jorge Olvera García, observa atinadamente que “este escenario de crecimiento humano e institucional hoy se ve empañado por omisiones, actos arbitrarios, de censura e impunidad. Quienes han tomado la libertad de expresión como un oficio, quienes se dedican al periodismo y a la comunicación están siendo violentados, atacados, intimidados, censurados y -lamentablemente- callados para siempre”.

El periodismo per se, en esta humanidad deshumanizada, es una profesión de riesgo porque está dedicada a decir la verdad en un sistema, hoy más que nunca (pero desde siempre), acostumbrado a la mentira. Quienes elegimos al periodismo como forma de vida sabemos de ese riesgo inherente a la profesión y aceptamos los “gajes del oficio”, pero como bien lo entendió el ombudsperson mexiquense, el periodismo pasó de profesión de riesgo a misión casi suicida.

Entre el gremio periodístico la iniciativa de la CODHEM, promovida y luchada por periodistas comprometidos con el gremio y la profesión, fue recibida con el mayor beneplácito. El protocolo es, en este momento histórico, vitalmente importante… Pero sobre todo revelador de lo que somos, en lo que nos hemos convertido: un país, una entidad, una sociedad, que necesita proteger a sus periodistas de manera extraordinaria.

Tras el atinado y lastimosamente pertinente protocolo brindado por la CODHEM, se tendrán que venir a la brevedad la Ley de Protección y los protocolos particulares tanto del ejecutivo mexiquense como de los ayuntamientos de la entidad.

El protocolo de la CODHEM pasará a la historia como el primer documento importante y oficial para la defensa de los periodistas y comunicadores mexiquenses, quienes hoy como nunca son víctimas de un sistema desgastado del que, paradójicamente, muchos periodistas son cómplices por omisión y hasta por asociación… Por tal, este protocolo también deberá ser un paradigma para purificar el periodismo, sanearlo desde lo más profundo… Aunque por ahora, y sólo por ahora, sólo corresponde defenderlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*