Ganadores y perdedores desorientan, con sus estériles “confrontaciones”

Por: Juan Miguel Benítez Meléndez

Los personajes que protagonizan, — como actores principales, — la tragicomedia política nacional 1982-2018, incurren en un error: subestiman a la ciudadanía mexicana, por cuidar sus intereses, tanto personales como de grupo…

A ninguno, no le importa el contribuyente nacional…

Al final de las rencillas partidistas, todos sin excepción, pueden ser “remitidos” al rancho de Andrés Manuel, — con la posibilidad que él sea parte de la excursión, — López Obrador, cuando colmen el plato a los mexicanos con sus “vedetismos” personales…

Todos, — para que nadie se ofenda, — se están “pasando”…

Unos mintieron, los otros también; unos inventaron, los otros también; unos prometieron y abusaron, los otros prometen y aplazan; unos engañaron a la ciudadanía, los otros la están engañando; unos usaron a los mexicanos como “carne de cañón”, para sus negocios personales y de grupo; los otros los están usando, como metralla en la “limpia social” contra las reformas; absurda la “guerra”, en la que los únicos perdedores, — como siempre, — seremos todos los mexicanos…

Se están “recetando” balazos en los pies, unos y otros…

Las cúpulas partidistas, políticas, empresariales y capitalistas lo saben y caminamos al filo de un estallido ciudadano, que generará un escenario, en el que la “ley de la selva” parecerá, la tarde de un domingo en la Alameda de la capital…

Generaciones de mexicanos, a merced de miles de “corrientes”, de todo tipo, “autoerigidas”, en redentoras sociales…

Mientras los ciudadanos, — informados o manipulados, que en  éste caso es lo mismo, — se atacan sin misericordia en las redes sociales, los pro y contra, difunden las filias y  las fobias, cada vez más insultantes, resultado de la carencia de escrúpulos reflejado en los mensajes y la tendencia de los remitentes, que confunde a la ciudadanía que pondera: seguir en las filas de su bando o de plano cambiar al otro, en cuanto que la opción es cada vez más complicada, tan complicada, como el México de la actualidad…

La “estrecha coordinación”, del Presidente y el Gobernador de los Mexiquenses, es evidente…

La numerología oficial, nos ratifica un 30/30 de mexicanos enemigos entre sí, al resto 40, en el cien de electores, que tiene el INE simple: le vale y respetamos el derecho que les asiste, el meollo del asunto se asienta en rencores y venganzas, entre las bandas, que han involucrado a todos los mexicanos…

Los acontecimientos de hoy, confunden más a la ciudadanía…

Una realidad con discusión: el Gobierno Federal se queda sin “aviadores”, sin adjuntos, — el gobierno mexiquense, le otorgó “asilo laboral” a los favorecidos, (que no favoritos); del sexenio federal anterior y solapa la omisión, en todos los niveles de las disposiciones — que un día sí y otro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*