Ancestral malinchismo y sumisión sigue vigente entre los mexicanos

ENTRE DIPUTADOS, TE VEAS…

Por Juan Miguel Benítez Meléndez

Hace muchos años, — más de 500, — la Raza de Bronce fue brutalmente sometida por los “desperdicios sociales” de la Raza Peninsular, — con el indispensable monje católico, — que “acompañaron” a un desalmado extranjero, sediento de poder y riqueza, — disfrazadas de lealtad a la Corona Española, — que navegó a la aventura los mares del mundo de aquella época, para conseguir sus propósitos…

Desde entonces, los mexicanos arrastramos la maldición de Estocolmo, la anécdota de las cubetas con  cangrejos; las malas costumbres de la “civilización educada”,  los dogmas  de la religión, —cualquiera que sea — y una burocratizada  “autoridad” civil que “impone” leyes de extinguidas y perversas “culturas”, “reglamentos” de otros países, “prácticas públicas” de lugares con milenios de existencia, muy alejadas a nuestra raíz, — radicalmente opuestas a la idiosincrasia nacional, encubiertas en “tratados” internacionales, — para solapar invasiones de todo tipo, contra el origen de nuestra nacionalidad   y  “códigos” ciudadanos para nuestro comportamiento personal y colectivo…

La parrafada, — por el “arriba firmante,  en éste medio, — viene al tema respecto de las  “percepciones” ciudadanas, en las maneras que se está “tratando”, — socialmente y por parte del Gobierno, el asunto de las gasolinas, — en el Estado de México…

Única entidad, donde un alcalde y el Gobernador, se han “solidarizado”, con el plan federal sin decirlo; al tomar medidas y dinero de los contribuyentes para “aliviar”, la carencia de los consumidores, omitiendo, — a juicio nuestro, — apoyar con vigilancia policíaca las 24 horas, a pie de  los ductos “enterrados” en tierras mexiquenses, donde “casualmente” se ordeñó a cielo abierto la línea del combustible, en Acambay maliciosamente difundido por cierto y el presunto de Jilotepec; en los videos, los policías, nomás miran la rapiña colectiva…

Por un lado, por el otro…

Ningún Ayuntamiento, ha aplicado la norma para la instalación de establecimientos, cuyo giro es la venta de combustibles, ni ha notificado a las dependencias del ramo las ubicaciones de tales negocios, — erigidas, en los corazones de zonas densamente pobladas, — que representan un riesgo, sobre el asunto, nadie ha reportado que todas las líneas de autobuses de pasajeros, cargan combustible con pasaje a bordo, donde y cuando se les antoja a los conductores, el suscrito denunció  ambos casos y nadie se tomó la molestia, — mucho menos la Delegación Federal de la PROFECO, en la entidad, — de atender el asunto…

Nadie, quizá muy pocos ciudadanos, ven la cuestión como una cruzada nacional, para terminar con el robo a la Nación, desde hace muchos años y desde el poder de los “gobiernos federal, estales y municipales, — con el “consenso personal” de un ex  diputado y un ex alcalde, generales, coroneles, funcionarios de la paraestatal; — “embarrados”, hasta el cuello en las averiguaciones; todos se fueron con la finta del desabasto, “la torpeza” del Gobierno Federal, la incompetencia de los actuales titulares de las dependencias que tienen vela en éste renglón…

Está “científicamente comprobado” que el peor enemigo de un mexicano, es otro mexicano…

Doña Marina, es a la fecha un ejemplo a seguir por nuestras Marías. No Carmen Serdán, ni Leona Vicario, ni Margarita Maza de Juárez, ni Josefa Ortiz… Atila, los Borgia, Nerón y el Rey Sol,  son un ejemplo a seguir por los “conquistadores” con  y sin sotana, que son fielmente imitados por los gobiernos mexicanos de la modernidad, para someter, —- por todos los medios de la actualidad, —  a los mexicanos que “se divierten” con las travesuras históricas, — en historietas, — de los virreyes de la colonia, de las atrocidades de la inquisición y las luchas por la independencia de los redentores de antaño…

Esto es, cada quien mira el tema, conforme a sus personales intereses…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*