Entre diputados, te veas…

Envenenado plan, confunde  y encona cada vez más, a “toda” la comunidad mexiquense

Por Juan Miguel Benítez Meléndez

Un “emboscado” grupo está manipulando a los sectores más “irritados” de la burocracias estatal y de la sociedad mexiquense, encabezados por  los eternos “redentores populares”, a salario,  para “denunciar”  a los funcionarios del GEM, “leales” a las órdenes del Ejecutivo Estatal; que envuelven sus obligaciones oficiales en humanas concentraciones, para aplaudir al gobernador, en sus esporádicas apariciones ante la ciudadanía y no se aplican a atender las responsabilidades de sus dependencias…

Reza, una conseja popular que la palabra, es un arma más mortal, que la espada…

“Montados”, en una agitada época “poselectoral”, los promotores de la “reclamación popular”, contra la ineficacia de los titulares en las dependencias estatales, — evidente por todos lados, — para atender los rezagos y las carencias, producto del “gobierno” anterior y atenidos a la “moderna” integración partidista en el Poder Legislativo, — que también está recibiendo reclamaciones y las “demandas” del respetable, — alteran las actividades cotidianas de la ciudadanía en la capital del Estado, impunemente y ningún “servidor público” procura dialogar con los manifestantes,  los perjuicios a los mexiquenses sin incalculables en todos los aspectos del quehacer ciudadano…

Primero, los trabajadores del sector salud, — iniciada desde hace meses en el Hospital del Niño, — se “atrevieron” a denunciar lo que padecieron, durante el sexenio anterior, cuyos responsables, disfrutan de la más insultante impunidad, a pesar de todos los cargos que hay para enjuiciarlos…

Luego, los contingentes de Antorcha Mexiquense, con sus sensacionales “tomas” de la capital…

Enseguida, los transportistas, en rechazo a las “unilaterales” medidas dictadas por el titular de la SEMOVI, paralizan a la capital mexiquense, para protestar…

El orden en la mención de los eventos que reseñamos, no altera las consecuencias, ni resta importancia a cada una de las manifestaciones y tampoco “motiva” a los funcionarios para atender las causas…

Las frecuentes entrevistas de las comisiones del SMSEM, del SUMAEM, de los dirigentes de los dos sindicatos, de la UAEM, del SUTEYM, con  los funcionarios correspondientes no concreta nada y  sólo se  consiguió acorralar al gobernador, con todas las problemáticas de cada sector, en fin…

La jornada electoral, sirvió de tregua y el relevo presidencial, lo complicó, todo…

Pasados los acontecimientos, regresan los “reclamantes”, del sector salud, los del transporte una fracción del sector campesino y los contingentes de la diversidad sexual,  con demandas fundadas,  con pliegos petitorios más sólidos, que pasaron de la petición formal a la exigencia documentada…

En este marco, los integrantes de la LX Legislatura Mexiquense, tuvieron que “atender” a los “marchantes”, incluidos los que militan en la filas de la “humana diversidad” y se llevaron de encuentro al Fiscal Mexiquense, por el imperante clima de asesinatos, no hay sinónimo, eso son, a pesar de la absurda clasificación de feminicidios, — a poco van a salir con varonicidios, — secuestros, desapariciones y violencia generalizada, incluidos los de miembros del gremio periodístico, el tema, cobra alarmantes dimensiones de ineficacia e incompetencia “oficial” que colocan a los funcionarios del GEM, en un vergonzoso nivel de irresponsabilidad, tanto personal como institucional…

El eje del asunto no es quién o quienes, están patrocinando el desorden, sino cuál es la finalidad real…

Si es contra los Administración Estatal, tardaron más de un año en presentar sus demandas…

Si es contra la “mayoría” de los integrantes de la LX Legislatura Mexiquense,  que recién inicia sus trabajos, se encubre, la rencorosa mano partidista…

Si, los patrocinadores programaron a los manifestantes, — después de la jornada del relevo presidencial, — para exhibir, de ésta manera a todos los titulares en las dependencias del  gobierno estatal, o si estamos en la antesala de un nuevo movimiento, con incalculables costos para los contribuyentes, en todos los ordenes…

Mientras tanto los causantes mexiquenses se dividen cada vez más, los que defienden a los perdedores y los que atacan a los ganadores, así como los leales al pasado y los convencidos del cambio en las formas en toda la Administración Federal, con sus consecuencias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*