Columna: Entre diputados, te veas…

Tesoros “historicos”: planes  para  2050, de secretarios mexiquenses

Por: Juan Miguel Benítez Meléndez
 En la… “nube”, las acciones del GEM, de septiembre de 2017, a septiembre de 2018…

Los “funcionarios” estatales que comparecieron ante los integrantes de la LX Legislatura Local, para “explicar” con todo detalle,  lo que “informó” el Gobernador, — un año después de arribar al cargo, como Jefe del Ejecutivo Estatal   — chamaquearon a las  diputadas y diputados locales, que recién, “tomaron” posesión del cargo…

En estricto respeto, a la “línea informativa”, del GEM…

Quizá la única “sorpresa”, fue dar a conocer los cuantiosos montos de los presupuestos, en “sus” dependencias que no se “aplicaron”, a los rubros destinados y por ende las graves deficiencias en la prestación de los servicios asignados…

Cada secretario, dijo lo que a los intereses del GEM, convinieron…

La “continuidad” de las “presentaciones”, no permitió, que las diputadas y los diputados, se pudieran documentar para plantear los cuestionamientos del caso, en cada una de ellas, a qué obedeció la acelerada secuencia de eventos, — uno cada dos horas, en promedio, — en el mismo día que obligó a los  integrantes de la LX Legislatura Mexiquense a “digerir”, los temas a tratar con las características de un “curso intensivo”, de todas las tareas que debe cumplir el GEM, —que “deben” conocer, como representantes populares, — con los habitantes de la entidad…

Omar Ortega, diputado del PRD, durante una de las comparecencias 

Los titulares del GEM, “expusieron”  con mañosa retórica, su tema…

En los espectaculares encuentros de preguntas y respuestas, entre los funcionarios del GEM y los integrantes de la LX Legislatura Local, se puso en claro que la estrategia falló, cada quien atendió su asunto y los oportunistas no perdieron el tiempo con tal de atraer la atención a sus “personales” ideologías e intereses, los ejemplos sobre nuestra afirmación son muchos y “transcribirlos”, demandaría un libro, pueden dar cuenta de ello, los “escogidos” asistentes a cada sesión, — en las que con su tiempo “acotado”, limitó a todos, — que sirvieron de porra, en cuanto que los “asesores” de cada funcionario, pusieron en práctica el recurso sindical: “quien gana el salón, gana la asamblea” a fin de que sus patrones se la llevaran “tranquila”, frente a los grupos partidistas de legisladores…

Por lo pronto, una situación quedó muy clara: nada está claro en todas las dependencias del GEM, a un año de la actual administración y los responsables de las tropelías del sexenio, — que no acaba de entregar y tampoco de “rendir cuentas”, — siguen impunes, libres y cobrando, aunque sea en otros cargos o al amparo de las concertaciones fuera de la ley que hicieron, antes, durante y después del relevo en el GEM…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*