El deseo hecho lágrimas de Lila Downs se dará a conocer en el salón del Teatro Morelos

Por: Felix Morriña

“¡Urge/ una persona que me arrulle entre sus brazos/

A quién contarle de mis triunfos y fracasos/

Que me consuele y que me quite de sufrir!”

 

Desde la portada del disco llama poderosamente la atención. Ella representa de alguna forma la belleza mestiza mexicana a cabalidad. Sus rasgos indígenas con la sangre estadounidense hacen que la vista no se despegue de su delicada y sofisticada morena figura, su rostro, su pinta y cuando uno la escucha, en definitiva, cualquiera queda encantado. Hablo de la portada de la novena hostia plateada en estudio de la cantante compositora, productora, actriz y antropóloga Ana Lila Downs Sánchez, mejor conocida como Lila Downs (septiembre de 1968), titulado acertadamente “Salón, lágrimas y deseo” (2017), el cual será presentado, a las 20 horas, el viernes 16 de febrero en el Teatro Morelos de la capital mexiquense.

Este peculiar, y muy diferente trabajo discográfico de Lila Downs, tiene ganado el Premio Grammy Latino al Mejor Álbum Vocal Pop Tradicional, lo que quiere decir que su ecléctico gusto por la música popular mexicana (con tintes rancheros en los que están siempre presentes las influencias de Lucha Reyes, Lola Beltrán y Flor Silvestre), incluyendo música de banda, exquisitos boleros, folclore latinoamericano (en la que aparecen las influencias de Amparo Ochoa y Mercedes Sosa), blues y jazz, ha sido muy bien aceptado allende las fronteras mexicanas, e incluso persuadido hasta el más exigente melómano.

Es más, este “servibar y amigo”, que no es dado a la música de banda, quedó convencido del proyecto, porque lo salva por completo la composición sonora con todo y arreglos, letra, intención vocal e interpretación sobre los escenarios, y eso se podrá comprobar cuando llegue de nueva cuenta a tierras del altiplano mexiquense dos días después del Día de San Valentín en el mayor foro de conciertos “masivos” en lo que se ha convertido el Teatro Morelos.

Este producto resulta redondo en todos sentidos, incluyendo a muchos detractores de ciertos géneros musicales que no les gustan, o gustaban, previo a escuchar este disco. La valía del nuevo álbum recae precisamente en ese contexto, mostrar la música popular mexicana desde otra perspectiva, con arreglos muy jazzeados, cuidadosamente bien estudiados, trabajados con precisión, que bien podría ser la música de los espacios más arrabaleros de México y donde se le requiera. Además, tiene todo el profundo sentir femenino en cada pieza, es como si Lila Downs estuviera en campaña sociopolítica defendiendo los derechos de las mujeres a través de la música, ¡y eso señoras y señores!, no es nada fácil, por lo que quedará registrado en la historia contemporánea de la música mexicana.

La última vez que tuve oportunidad de verle e interactuar con Lila Downs fue durante una clausura, en Plaza Juárez, del Festival Internacional de Arte y Cultura Quimera de Metepec, durante la administración de Carolina Monroy del Mazo. En aquella ocasión, Lila Downs traía de publirrelacionista a una gran amiga que ya se nos adelantó al más allá, Ayelén Hernández. Esa vez ella, mi contacto y amiga de muchos años y cómplice de muchas batallas de profesión, me ayudó para charlar por 15 minutos con la bella cantante, quien no estaba a gusto por compartir escenario con Alex Syntek, pero eso fue parte de la negociación que se había pactado con anterioridad entre representantes. Pero el concierto estuvo al nivel de toda exigencia.

Del nuevo disco, una de las canciones que más gustan a este interlocutor es ‘Peligrosa’, composición de Lila Downs y el productor de “Salón, lágrimas y deseo”, su cónyuge Paul Cohen, la cual refleja el sentir amoroso femenino como respuesta al masculino-machista de todos los tiempos (¡el peligroso no soy yo, sino tú!, contestaría). Nos presenta en cuatro minutos una historia de amor verdadero, pero que en la transición del mismo hay dudas, gracias a esa actitud-aptitud femenina de negar lo que sienten y se convierte en el natural miedo a la incertidumbre, y a perderlo todo una vez más, pero saben, ¡tiene la sartén por el mango!

“Dicen que soy peligrosa/ Que soy dolorosa/ Porque quiero vivir así/ Dicen que yo soy enjundiosa/ Caprichosa y hermosa/ Que no puedo seguir así./ Te digo que sí soy peligrosa/ Si soy desdeñosa/ Porque te quiero para mí/ Si soy afanosa/ Intrépida, costosa/ Que quiero lo bueno para mí./ No sé lo que siento contigo/ Y todo lo puedo, no sé qué será/ Sin eso que tienes tú/ Que parece amor, no sé si es amor/ Que parece amor/ Ay que parece amor./ Te digo que soy peligrosa/ Si soy desdeñosa…/ No sé lo que siento contigo/ Pero todo lo quiero contigo/ Y todo lo puedo./ No sé qué será sin eso que tienes tú/ Que parece amor, no sé si es amor/ Que parece amor/ No sé, no sé, no sé qué parece amor… Que parece amor, es amor”.

Por supuesto que ‘Urge’, el tema promocional del álbum de 14 canciones compuesto por Martín Urieta, es tan bueno como la mayoría, sino es que todo el producto terminado, pero podrías decir que sorprende todavía más con una canción muy especial de Lila Downs, porque se atreve, como pocas en la actualidad, a decirle de frente a su hombre lo que nosotros estamos acostumbrados a expresar. Es grato el cambio de papeles: “Antojo de hombre/ Así como estás/ Antojo, que la luna/ Ya está menguante./ Yo quiero raspar/ Contigo éste maguey/ Yo quiero ayuda de éstas pencas que son plenas./ Mi aliento es la nube que flota la costa/ Soy ríos y montes sobre de la tierra/ La espuma mi rostro/ Soy libre y soy mujer/ Para beberte…” (‘Tus pencas’ de Lila Downs).

Les muestro el resto del disco y al leerlo sabrán por qué es una hostia plateada que deben tener en su fonoteca: ‘Palabra de mujer’ de Agustín Lara; ‘La mentira (se te olvida)’ de Álvaro Carrillo; ‘El querreque’ de Rolando Hernández; ‘Inmortal’ de Lila Downs y Paul Cohen; ‘Piensa en mí’ de Agustín Lara; ‘Envidia’ de Lila Downs y Paul Cohen cantada con el jefe argentino Andrés Calamaro; ‘Seguiré mi viaje’ de Álvaro Carrillo; ‘Ser paloma’ de la mancuerna Downs-Cohen y cantada al lado de Carla Morrison; ‘Son de Juárez’ de Lila Downs interpretada con la Banda Tierra Mojada; ‘Un mundo raro’ del Tata José Alfredo Jiménez ejecutada con el master gitano Diego El Cigala y una versión extra de ‘Peligrosa’ con Mon Laferte (¡las dos versiones son geniales!).

Por esta razón y más, no debemos faltar al concierto que ofrecerá Lila Downs, el próximo viernes 16 de febrero en el Teatro Morelos de Toluca. Disfruten el video oficial de ‘Urge’ y de la canción ‘Peligrosa’ (por cierto queridos seguidores, el disco está completo en YouTube para que lo vayan degustando), mientras su “servibar y amigo” se sirve un mezcal de pechuga de Malinalco para brindar por esas mujeres que nos han cambiado la vida, nos han soportado, nos han enseñado ser mejores. En mi caso desde mi madre, las progenitoras luchonas de mi sangre, las mujeres orquesta, hasta la que recién se pone ¡“extremadamente”! ‘Peligrosa’ y sabe que sí es amor. ¡Salud!

 

 

 

fmorrina@yahoo.com.mx

Facebook: Félix Morriña

Instagram: @felixmorrina