El Próximo Ombudsman mexiquense y no habrá bono para empleados de gobierno por final de sexenio

Columna de Juan Carlos Lara Escobedo

El guiño del humanismo…

Toluca, México, 2 de agosto de2017.- Mañana jueves 3 de agosto la LIX Legislatura mexiquense tiene contemplado elegir al nuevo presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México y todo indica que el ex rector de la UAEM, el doctor en derecho Jorge Olvera García, será el elegido. A esta columna le comentan que entre las instituciones consultadas por los legisladores habría consenso en torno al nombramiento del ex rector.

De ser así, la CDHEM tendrá por primera vez a un verdadero humanista, un humanista que transforma y es coherente entre su discurso y su actuar. En su rectoría, al frente de la Máxima Casa de Estudios y Cultura del Estado de México, Olvera García defendió las causas más justas, dio la cara por los sectores más vulnerables y fue solidario al interior y exterior de los muros universitarios. Él fue de los primeros que se opuso al ¡EEEEHHH… PUUTOOOOO!

Jorge Olvera García es el Ombudsman natural del Estado de México. Si los diputados no le temen a la personalidad extrovertida de Olvera, el próximo jueves éste será designado presidente de la CDHEM. Y si el doctor en derecho y ex rector de la UAEM mantiene su línea, la defensa de los derechos humanos podría dar un vuelco en el Estado de México, porque si algo ha distinguido a Olvera es su empatía con  las causas de los desprotegidos.

Pero la decisión está en los diputados y entonces tienen razón los que exigen que la designación del próximo ombudsman del Estado de México se base en el perfil que necesita la CDHEM para encabezar la defensa de los derechos humanos y no en una decisión política y de conveniencias oficiales.

Si los diputados priorizan el perfil y capacidad, Olvera será el próximo Ombudsman mexiquense…

La mirada del billete…

En una medida que del todo resulta coherente, el Gobierno del Estado de México no otorgará bonos a servidores públicos por el fin de sexenio del gobernador Eruviel Ávila Villegas. Se supone que ningún empleado del gobierno mexiquense, sea del nivel que sea, deberá recibir dinero del erario del erario público como prestación especial por la conclusión del mandato.

Desde los últimos días de julio comenzó a repartirse una circular entre los mandos medios del Gobierno del Estado de México en el que les pide que informen a todos los empleados que no se tiene contemplado ningún bono o gratificación por fin de sexenio.

Y aunque en algunas dependencias la noticia no cayó del todo bien, entre la inmensa mayoría de los trabajadores al servicio del Poder Ejecutivo del Estado de México se reconoce que el bono por fin de sexenio no tendría justificación alguna, además de que entre la burocracia se reconoce que el gobierno de Eruviel Ávila ha sido más que generoso con los servidores públicos y para comprobarlo basta ver el mapa prestacional de los trabajadores suteymistas.

Entre otras cosas, el Convenio de Prestaciones Socioeconómicas firmado entre el gobierno mexiquense y el SUTEYM contempla que el gobierno cubra  en la segunda quincena del mes de octubre de 2017  un bono por 8 mil pesos con motivo del “Día del Servidor Público Sindicalizado”; una prestación que se otorga sólo por el hecho de estar agremiado en el SUTEYM sin que tenga que ver la eficiencia en el trabajo encomendado.

Aunque esperar un bono por fin de sexenio es algo absurdo, las prestaciones de las que ahora gozan los agremiados al SUTEYM son resultado de años de lucha de la organización, que independientemente de las aportaciones de la parte patronal, es la institución sindical más fuerte de su tipo en Latinoamérica y la que mayores apoyos económicos y de diversas índoles otorga a sus agremiados.

Los servidores públicos sindicalizados no tendrán bono de fin de sexenio. Pero ¿y los altos mandos?… Nos leemos la próxima.

Facebook: Juan Carlos Lara Escobedo

Twitter: @juancarloslarae

Email: juancarloslaraescobedo@gmail.com

Sólo Ojos también se publica en el Diario impreso La Tribuna del Estado de México.