UAEM Y la Danza de los Cien Millones

Columna de Juan Carlos Lara Escobedo

Toluca, México, 25 de julio de 2017.- Estamos a unas semanas o hasta días de que la Corte resuelva sobre el recurso de amparo que la Universidad Autónoma del Estado de México interpuso para librarse del pago de 100 millones de pesos al gobierno de Oaxaca. Y en las altas esferas (presentes, pasadas y futuras) de la UAEM y su poderoso equipo de académicos-abogados se espera que la respuesta a su petición sea negativa.

Saben que la Corte dará la razón al gobierno de Oaxaca y reiterará que la Máxima Casa de Estudios y Cultura de la entidad mexiquense tendrá que pagar los 100 “melones”.

De dónde saldrá el dinero, ni el propio rector Alfredo Barrera Baca lo sabe y es, en ese contexto, que anunció una férrea disciplina financiera que, desde ya, incluye una drástica reducción del gasto en diferentes áreas.

El rector Barrera Baca, que en pocas semanas (y para bien) le puso su estilo a la institución universitaria, tendrá que sortear una bronca de antaño, heredada no de la administración pasada, sino de la antepasada, cuando los ahora presos Hugo del Pozzo y Enrique Fichtl, bajo el mando del rector Eduardo Gasca Pliego, se dieron vuelo haciendo negocios fraudulentos que, entre otras broncas, muy pronto pondrán a la Autónoma del Estado de México a bailar la “Danza de los 100 millones”.

Si al anterior rector, Jorge Olvera García, le tocó limpiar un cochinero en la oferta educativa, la identidad, el deporte y la responsabilidad social de la UAEM (más allá de las aulas), al rector Barrera Baca le tocará sanear las finanzas universitarias, lo que ya tiene cimientos de la administración anterior, pero con un problema de carácter mayor como lo es hacer frente al pago de los 100 millones de pesos al gobierno de Oaxaca.

La administración del rector Alfredo Barrera Baca hace su trabajo y da seguimiento al amparo que interpusieron para no verse obligados a pagar los 100 millones de pesos. Esta es su última carta legal, la última instancia a la que recurren y que es la única que falta por ratificar que el fraude perpetrado por Hugo del Pozzo y compañía (criminal) fue a nombre de la UAEM ya que dicha persona contaba con el nombramiento oficial (del rector Eduardo Gasca) lo que le permitía hacer tratos a nombre de la UAEM.

El tema para los abogados de la Autónoma del Estado de México no es fácil ya que en el fraude al estado de Oaxaca se identifica una red de complicidades que hasta ahora parece saberse dónde y con quién terminó (del Pozzo-Fichtl) pero no en dónde y con quién inició.

El litigio por el caso Oaxaca-UAEM ha sido largo, pero está cerca de llegar al momento de las definiciones. Y aunque la administración del rector Alfredo Barrera Baca está dando el seguimiento adecuado al amparo interpuesto para no tener que “bailar con la más fea de los 100 millones”, los presagios van en el sentido de que la corte ratificará lo que una y otra instancia jurisdiccional determinaron: el pago de 100 millones de pesos por parte de la UAEM al gobierno de Oaxaca.

Alfredo Barrera Baca está realizando un trabajo callado, pero efectivo, que ya se nota en todo lo que implica la acción universitaria, pero los proyectos, planes y necesidades de la institución que dirige, se podrían ver seriamente afectados por tener que bailar la Danza de los 100 Millones. Un dinero que ni Barrera Baca ni la UAEM saben dónde está, quién se lo llevó y, mucho menos, saben de dónde sacar efectivo para pagarlo. Nos leemos la próxima.

juancarloslaraescobedo@gmail.com

Facebook: Juan Carlos Lara Escobedo

Twitter: @juancarloslarae

Sólo Ojos también se publica los martes en el diario impreso La Tribuna del Estado de México.

  • Benjamín Araujo

    ¡El colmo!