Juega Isidro, juega

Columna de Juan Carlos Lara Escobedo

Toluca, México, 24 de abril de 2017.- Juega Isidro, Juega. Hace 12 años,  Isidro Pastor Medrano, siendo presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, escuchó ese consejo-orden del entonces gobernador del Estado de México, Arturo Montiel Rojas, para que participara en la elección interna del PRI, en la que a la postre resultaría elegido como candidato a la gubernatura mexiquense el ahora presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Desde entonces, Isidro juega… Y ha jugado en diferentes frentes. Hoy nuevamente le toca jugar en la elección de gobernador mexiquense y lo hace como candidato independiente (por el momento en suspensión).

El guiño del buen pastor…

Isidro juega mucho y sabe jugar. A su nominación independiente no le pudo venir mejor la suspensión del Tribunal Electoral del Estado de México: en unos cuantos días Isidro Pastor Medrano emparejó sus apariciones en los medios de comunicación periodísticos y en los sociales con las de sus adversarios. Sin gastar mucho, sin hacer una campaña verdadera, sin tantos dimes y diretes, con una huelga de hambre, Isidro Pastor se puso en boca de todos.

La habilidad de Isidro Pastor a la hora de jugar sus cartas permitió que los medios periodísticos concedieran toda la relevancia a la suspensión de la candidatura de Pastor y su reacción con la huelga de hambre e hicieran a un lado el significado verdadero de la resolución de los magistrados electorales: el órgano electoral (administrativo) es decir, el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), cometió un yerro imperdonable, no cumplió con su mandato y minimizó la importancia de las reglas para la elección.

Al IEEM se le ordena reponer un procedimiento que dio por bueno. Se le ordena revisar la procedencia de una candidatura independiente que el IEEM dijo haber revisado en forma, pero resultó que no era así. Se ve difícil que el IEEM se contradiga de su primera resolución sobre la nominación de Isidro Pastor, el mismo aspirante en suspensión se dice seguro de que se reactivará su campaña.

A Isidro le aconsejaron-ordenaron jugar. El juego de Isidro comenzó con los rituales a la luz de las velas, pasó por sus “huevos”, por su vestimenta de campaña, por su “salida” del PRI, su trabajo cercenador en el PAN, su premiación con posiciones importantes en la administración estatal y, ahora, Isidro Juega, y quienes no lo conocían ahora lo conocen. Isidro se victimizó, se puso en huelga de hambre y cada kilo que baja es una nota más, un nuevo video en los medios sociales.

Isidro y su huelga de hambre juegan, se pusieron en el tablero de las elecciones donde, hasta antes de la resolución del TEEM, el candidato independiente no figuraba.