Silencios Estereofónicos…

Escribe: Felix Morriña

Esta noche será especial para los pocos periodistas culturales serios en el Valle de Toluca, porque el jurado, organizadores y demás cuerpo de colaboradores de los Premios Traffic, entregarán merecido homenaje a uno de los críticos más sagaces, irónicos, plausibles de la capital mexiquense. Estamos hablando de Luis Flores, mejor conocido como “El Pobre” entre la comunidad melómana de estos lares.

En la primera edición de lo que promete ser algo trascendente en materia cultural, en especial, la musical, los Premios Traffic otorgan el galardón de Trayectoria a uno de los principales promotores de la región, a uno de los incansables entes creativos que busca, por todos los caminos posibles, dar a conocer lo que él ha aprendido en el camino.

Cualquier ente nacido en la década de los años 60-70 sabe que proporcionar su conocimiento equivale a darle el arma personal a un asesino serial; darle tu yo completo a alguien desconocido; que otro monte tu caballo cerrero o que enamore a tu mujer en su presencia.

Luis Flores no es así en absoluto. Es el primero en aportarte conocimiento, o al menos las herramientas necesarias para que el interesado en verdad aporte al final del camino algo al quehacer creativo. “El Pobre” lo es, porque lo da todo y se queda sin nada, a veces, hasta en largos periodos de crisis financiera, sin comer.

Lo conozco desde hace 25 años y recuerdo muy bien el apoyo incondicional que tuvo para mi persona, en cuanto a crecimientos profesional a través de consejos, que muchas veces parecían más una invitación a sumarse a la lluvia de ideas. Es excelente camarada, no es resentido y eso muchas veces lo ha dejado en la lona. Aparenta que nada pasa y en realidad el mundo ya está destrozado para él y los que estamos a su lado lo sabemos, porque lo propiciamos.

Por decisión propia, atraída por esa “absurda” honestidad y lealtad, Luis Flores no está en el lugar sociocultural que merece en esta sociedad mexiquense, porque no es un artículo en venta, pese a ser de primerísima necesidad. Muchos me han preguntado el por qué no vive como rey, cuando si quisiera lo haría sin que nadie le reprochara nada. Sería como reclamarle al escritor Ricardo Garibay el haber sido pésimo servidor público cultural, pero recordado siempre como un gigante de la crónica, la narrativa y la sabia prosa.

Me enoja hacia mis adentros los abusos de los que ha sido objeto por todo tipo de gente, pero no me meto, porque a él no le interesa muchas veces contestar a esas estupideces. No me meto, porque le respeto y él sabe los motivos por los cuales permite que alguien le sobe las barbas. Lo que sí hago es cuando hablan mal de él a sus espaldas, arremeto con mucha violencia al pobre diablo que transgrede a mi camarada. Sí me he metido en líos de manera “innecesaria”, pero con Luis Flores se trata de justeza.

Me enoja mucho que aparentemente no haga nada, pero siempre está urdiendo, siempre está pensando en su siguiente programa radiofónico en Amplitud Modulada (AM). Me interesa sobremanera cómo le llega con esa velocidad el próximo sonido, creado por él mismo, como del adquirido por diversas formas y maneras.

Casi no bromeo pesado con él, porque nuestros intereses son otros y nuestra unión es cerebral, intelectual, de camaradería. Cuando algún texto mío le falta algún dato duro o alguna anécdota que merezca sobresalir, te lo dice con mucha cautela. A un dipsómano no le digas que su actitud no es la adecuada, porque hace exactamente lo contrario. Es buen tipo, pero sabe salirse con la suya cuando ve que las cosas no están a su favor.

Darle un reconocimiento a Luis Flores pareciera una obviedad, pero es lo que hace tanta falta por el altiplano mexiquense, porque en años de trajín, pocas veces mencionamos este episodio en la vida de alguien. “El Pobre” sabe su propia cantata y hay que respetársela, seguirle el tono si deseas aprender cada vez que te lo topas.

Cabe mencionar, para los que no lo conocen por X ó Y circunstancia, que el reconocido activista cultural, con natural especialidad en música vanguardista, conduce desde hace varios años los programas radiofónicos “Estática Doméstica” y “Audiomorfo” en Radio Mexiquense en el 1600 AM. Deberían escuchar esos programas nada convencionales. Así es Luis Flores, quien merece eso y más, mucho más. Se los dice este “Servibar y amigo”, al que no le cuesta decir lo que piensa, sin pensar lo que dice y las consecuencias de sus palabras. ¡Vamos camarada, esta noche diremos salud por ti y contigo! ¡Gracias por seguir mi carrera, por verla crecer, por verla caer, por verme transitar siendo mudo testigo de muchas, muchas batallas! ¡Gracias de nuevo!

Durante esta primeriza entrega de premios, tocarán un set acústico la banda Rubytates; un set equilibrado por parte de Emisario, le seguirán Sick Mx y FuzzKrap. La entrada al Foro Cultural Landó es gratuita, más no la salida, así que evítense broncas y paguen sus respectivos consumos para que los esbirros del buen Rafa, el dueño del lugar y bajista de Puerquerama, no se las haga de tos.

Damas y caballeros, nos vemos a la noche en el Foro Cultural Landó para presenciar esta primera entrega de Premios Traffic, donde el querido camarada Giovanni Gómez Tagle Flores fungirá como el “Host” del evento, es decir, el presentador incómodo que todos no desean, pero que divierte. La cita es a las 20:30 horas. ¡Hasta entonces!

Felix Morriña, periodista especializado en temas artísticos y culturales, colaborador de Apocaliptic.com

Felix Morriña, periodista especializado en temas artísticos y culturales, colaborador de Apocaliptic.com

fmorrina@yahoo.com.mx

Facebook: Félix Morriña

Twitter: @fmorrina