SOCIEDADES DE PENSAMIENTO…

Por Carlos Monroy Hermosillo

“El poder siempre le roba de los muchos a los pocos”

Phillips Wendell

LA ACADEMIA PROVOCA TEMBLOR EN “LOS PINOS”.

* Presentes las sombras de Ayotzinapa, “la casa blanca” y la corrupción imperante en México.
* Los ojos del mundo están mirando hacia México.

Toluca, México; a 27 de enero del 2016.- Hace tan sólo diez años era impensable que algún cineasta mexicano pudiera ser galardonado por la Academia de Cine de Hoollywood con alguna estatuilla. Ya hemos visto desfilar a tres como mejores directores, película producida y fotografía, como en los casos de Alejandro González Iñárritu, Alfonso Cuarón y Emmanuel Lubezki. Y estamos ante la gran posibilidad de que el primero y el tercero repitan con el “Oscar” de la Academia, por la producción de “The Revenant”, o “El Renacido”, al recibir doce nominaciones, entre ellas para el mejor actor (Leonardo DiCaprio), mejor película, mejor director (Iñárritu) y mejor fotografía (Lubezki).

Como ocurre siempre en escenarios de gran trascendencia como las Olimpiadas, o un campeonato mundial de futbol, la entrega de los “Oscares” se presenta como un magnífico foro para enviar un mensaje con tintes políticos a la opinión pública mundial.

Como ocurre siempre en escenarios de gran trascendencia como las Olimpiadas, o un campeonato mundial de futbol, la entrega de los “Oscares” se presenta como un magnífico foro para enviar un mensaje con tintes políticos a la opinión pública mundial.

Como ocurre siempre en escenarios de gran trascendencia como las Olimpiadas, o un campeonato mundial de futbol, la entrega de los “Oscares” se presenta como un magnífico foro para enviar un mensaje con tintes políticos a la opinión pública mundial. Y oportunidad de expresarse en ese foro no han perdido los cineastas ante la situación por la que atraviesa México bajo el gobierno peñista, como el tema de los derechos humanos, migrantes, la violencia en el país, la tragedia de Ayotzinapa, y la corrupción e impunidad con la que actúa la clase política. Recordemos cuando Iñárritu, al recibir la estatuilla abogó por un mejor gobierno para los mexicanos, lo que causó escozor entre los miembros del gabinete del presidente Enrique Peña Nieto.

En otro escenario, en Nueva York, Alfonso Cuarón, ganador de la valiosa estatuilla por su trabajo en “Gravity”, protestó de manera enérgica por los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala y la gestión de las autoridades: “¿Cómo puedes volver al cine cuando está sucediendo esto en un país que está vecino a este país? (…) No me interesa hablar de lo otro (el cine). Nos queremos sumar a esta sociedad que está tomando cada uno de estos foros”, pero hoy, ante todo, ciudadano mexicano indignado, sostuvo Cuarón, también merecedor del premio Film Benefit del museo neoyorquino.

Cuarón aprovechó para leer un comunicado ante la élite cultural neoyorquina, sobre los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, en el estado mexicano de Guerrero, desaparecidos desde el 26 de septiembre del 2014 tras ser detenidos por policías y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos.

“Un evento que debe ser un gran festejo está ensombrecido por los eventos que han sucedido en el último mes. La desaparición de 43 normalistas y lo que esto ha puesto en evidencia”, aseguró. “Esto trasciende un problema local y pone en evidencia un problema sistémico donde en el mejor de los casos hay una apatía y una ineptitud por parte de las autoridades y en el peor de los casos hay una coalición”, continuó.

“Mi voz es muy irrelevante”, dijo Cuarón, “la voz que es relevante es la voz de toda una sociedad que se ha manifestado y lo ha hecho de una manera muy firme. Una voz que está resonando en el resto del mundo y de una manera muy valiente”, continuó. “Hay que acordarse que nosotros somos nada más una porción extremadamente minúscula de lo que es la sociedad mexicana. Hay que poner el foco en las condiciones que está forzada la sociedad mexicana a vivir día a día. Eso creo que es mucho más importante”, concluyó. “Es importantísimo que la gente en el poder entienda que los ojos del mundo están mirando hacia México y que de la reacción que tengamos de parte de ellos dependerá muchísimo la posibilidad de podernos considerar país, considerarnos humanos”

¿Ante la posibilidad de que nuevamente un mexicano obtenga el “Oscar” de la Academia, que expresarían en ese foro, Iiñárritu o Lubenzki, luego de que las cosas en nuestro querido México más que mejorar han empeorado?

Estemos con ellos recordando la expresión de La Fontaine: “Cualquier poder, si no se basa en la unión, es débil”. Mientras tanto, en Los Pinos Tiembla.

Carlos Monroy Hermosillo, periodista y analista político.

Carlos Monroy Hermosillo, periodista y analista político.

*** La opinión de los colaboradores es responsabilidad de ellos y no refleja la opinión o postura de Apocaliptic.com. Textos Libres es un apartado para la libre expresión y cada artículo es responsabilidad del firmante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*