VIDEO Golazo de Chucky Lozano acerca al PSV a fase de grupos de Champions League

21 de agosto 2018.- Un gol del joven delantero Donyell Malen a falta de un minuto para la conclusión permitió al PSV Eindhoven acercarse a la fase de grupos de la Liga de Campeones, tras vencer este martes por 2-3 al BATE Borisov en el encuentro de ida de la última eliminatoria previa de la máxima competición continental.

Eliminatoria que se complicó, sobremanera, para otro campeón de Europa, el Benfica, que no pudo pasar del empate 1-1 en Lisboa ante un PAOK de Salónica, que ya ha dejado este verano en la cuneta a otros dos clásicos de la Liga de Campeones, el Basilea suizo y el Spartak de Moscú.

Igualmente peligroso se perfila el choque de vuelta para el Estrella Roja serbio, campeón de Europa en el año 1991, que igualó este martes en casa 0-0 ante el Salzburgo.

Una falta de gol de la que no adoleció el PSV, ganador de la competición en el año 1988, que logró dar la vuelta al tanto inicial (m.9) del finlandés Jasse Tuominen para el BATE Borisov, gracias a los goles del uruguayo Gastón Pereira, que estableció el 1-1 de penalti, y el mexicano Hirving Lozano, que firmó el momentáneo 1-2 en el 61.

Pero cuando todo parecía destinado para la victoria del conjunto holandés, surgió la figura del veterano Alexander Hleb, exjugador del Arsenal y Barcelona, entre otros, que devolvió en el minuto 88 de nuevo la igualada (2-2) al marcador.

Un tanto que el BATE apenas puso saborear unos segundos, ya que en la jugada inminente posterior

Donyell Malen firmó el definitivo 2-3 al rematar a las redes de cabeza un centro desde la banda izquierda del lateral español José Tasende.

Victoria que no pudo emular el Benfica, campeón en los años 1961 y 1962, que se complicó su presencia en la fase de grupos de la Liga de Campeones, de la que no ha faltado las últimas ocho temporadas, tras empatar 1-1 con el PAOK en el estadio Da Luz.

Un resultado inimaginable ante el sinfín de ocasiones de las que gozó el conjunto lisboeta en la primera mitad, aunque finalmente tan sólo pudo batir desde el punto de penalti al guardameta griego Alexandros Paschalakis.

Pero ni el gol desde los once metros del exjugador del Atlético de Madrid Pizzi Fernandes, que estableció el momentáneo 1-0 en la prolongación del primer período, amedrentó al conjunto griego, empeñado, esta vez sí, por llegar por primera vez en su historia a la fase de grupos de la máxima competición continental.

Un objetivo que parece más que factible para los del rumano Razvan Lucescu, hijo del legendario Mircea Lucescu, gracias al gol del egipcio Amr Warda, que firmó el definitivo 1-1 a los 76 minutos, al aprovechar un balón muerto en el área tras un remate al larguero del central del PAOK Fernando Varela.

Por su parte, el Estrella Roja y el Salzburgo se jugarán el todo por el todo en el choque de vuelta que se disputará el próximo 29 de agosto en Austria, tras empatar este martes 0-0 en la capital serbia.

 

EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*