Histórico reencuentro entre las dos Coreas

27 de abril 2018.- Sonriendo y tomados de la mano, el líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, se reunieron en la zona desmilitarizada entre ambos países el viernes en la primera cumbre de las dos Coreas en más de un década.

Las escenas de Moon y Kim bromeando y juntos suponen un marcado contraste con la serie de pruebas de misiles de Corea del Norte del año pasado y su mayor ensayo nuclear hasta la fecha, que condujeron a amplias sanciones internacionales y temores a un nuevo conflicto en la Península Coreana.

Durante su reunión privada, Kim dijo a Moon que llegó a la cumbre para poner fin a una historia de conflicto y bromeó que lamentaba haber mantenido despierto a Moon con sus pruebas nocturnas de misiles, dijo un oficial surcoreano.

Kim dijo a Moon que estaría dispuesto a visitar la Casa Azul presidencial en Seúl, y que desea reunirse “más a menudo” en el futuro, agregó el alto cargo.

Después de las conversaciones, que duraron más de una hora y media a puertas cerradas, Kim fue conducido de regreso a territorio norcoreano justo antes del mediodía en una limusina negra flanqueada por guardias que corrían a su lado.

Cruzando la frontera, el vehículo tuvo que atravesar el césped, ya que no hay una carretera que una los dos lados en ese punto.

Después del almuerzo, los dos líderes planean plantar un árbol conmemorativo antes de reanudar su reunión, y luego terminarán la jornada con una cena y una película.

Pocos días antes de la cumbre, Kim dijo que Corea del Norte suspendería sus pruebas nucleares y de misiles de largo alcance y desmantelaría su único sitio conocido de pruebas nucleares.

Pero existe un amplio escepticismo sobre si Kim está listo para abandonar el arsenal nuclear que su país ha defendido y desarrollado durante décadas, que describe como un elemento disuasivo necesario para repeler una invasión estadounidense.

Dos cumbres anteriores entre los líderes de ambos países, en Pyongyang en 2000 y 2007, no lograron detener los programas de armas de Corea del Norte o mejorar las relaciones de manera duradera.

“Hoy, en lugar de crear resultados que no podremos llevar a cabo como en el pasado, debemos obtener buenos resultados hablando francamente sobre temas actuales, temas de interés”, dijo Kim.

Moon recibió a Kim en la línea de demarcación militar, y Kim se convirtió en el primer líder norcoreano que pisa suelo surcoreano desde la Guerra de Corea de 1950-1953.

En un gesto no planificado, Kim invitó a Moon a cruzar brevemente la línea de demarcación hacia Corea del Norte, antes de que ambos volvieran a Corea del Sur tomados de la mano.

“Una nueva historia comienza ahora. Una era de paz, desde el punto de partida de la historia”, escribió Kim en coreano en un libro de visitas en la Casa de la Paz de Corea del Sur antes de que comenzaran las conversaciones.

 

Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*