Capturan a 2 constructores más por edificios derrumbados en terremoto

9 de noviembre 2017.- El procurador de Ciudad de México, Edmundo Garrido, informó el jueves de la detención de dos involucrados en la construcción de uno de los edificios que se desplomó parcialmente en el terremoto del 19 de septiembre porque no cumplieron las normas vigentes y edificaron un bloque diferente al establecido en los planos.

Garrido indicó que el dictamen pericial en arquitectura establece que “el proyecto estructural y memoria de cálculo no corresponde a la estructura construida, la especificación en planos no corresponde a la realidad” y que hay “diferencias entre la obra ejecutada y los planos realizados”.

Por ello, la fiscalía consideró que el director de la obra y el corresponsable de seguridad estructural de la misma tienen “responsabilidad penal” ante el derrumbe de gran parte del edificio. Dos mujeres murieron en ese lugar.

Garrido no ofreció los nombres o más datos de las personas arrestadas.

A finales de octubre ya se había detenido a otro de los constructores de ese mismo bloque por cargos equivalentes a negligencia criminal y delitos contra el medio ambiente. En aquel momento, las autoridades municipales señalaron que se trataba de un hombre de 58 años de edad que también aparecía como propietario del inmueble.

El edificio, ubicado en pleno centro de la ciudad, en la colonia Portales, se había levantado hacía solo un año pero sufrió daños en el 90% de su estructura. Tenía 21 departamentos y ahora cuenta con 10 denuncias por fraude de quienes habían adquirido esas viviendas, agregó el fiscal.

En el sismo de 7,1 grados, que dejó 369 muertos –228 de ellos en la capital– colapsaron 38 edificios de Ciudad de México y miles resultaron muy dañados. Muchos fueron construidos hace décadas bajo regulaciones menos estrictas que las de entraron en vigor después del terremoto de 1985 que dejó miles de muertos en la ciudad.

Los expertos dicen que las estructuras construidas en cumplimiento de las regulaciones actuales deberían haber podido resistir sismos como el del 19 de septiembre, pero algunas no lo hicieron.

 

AP