23 muertos ha dejado Nate en Centroamérica, va directo a Cozumel

6 de octubre 2017.- La tormenta tropical Nate se fortaleció rumbo a la Península de Yucatán, en México, después de que sus lluvias torrenciales dejaran un saldo de al menos 23 muertos en Centroamérica, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU.

Tras fortalecerse en las últimas horas y adquirir mayor velocidad de traslación, Nate se encuentra a 175 millas (280 kilómetros) al sursureste Cozumel, en México, país que podría alcanzar esta tarde.

Nate está previsto que se fortalezca todavía más en los próximos días y que alcance la costa de EE.UU. el domingo como huracán, y tocaría tierra en algún punto de Alabama, Misisipi o Luisiana, zonas donde ya están bajo aviso de su paso este fin de semana.

A la hora del último boletín del CNH, emitido a las 11.00 hora local (14.00 GMT), Nate se desplazaba a 21 millas por hora (33 km/h) hacia el nornoreste con unos vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora (85 km/h).

Pero lo peor de este fenómeno meteorológico son las lluvias, que han provocado al menos 22 muertos en Centroamérica, donde hay varios desaparecidos, miles de refugiados, inundaciones y daños a la infraestructura y la agricultura.

Aunque el centro del ciclón ya dejó atrás Centroamérica, los meteorólogos prevén que las lluvias acumuladas que deje Nate alcancen en los próximos días hasta 15 pulgadas (381 milímetros) en el sur de Honduras y el oeste de Nicaragua y hasta 8 pulgadas (203 mm) al este de El Salvador y al norte al centro de Honduras.

En el este del Yucatán y el oeste de Cuba las lluvias podrían llegar a ser también de 8 pulgadas (203 mm), mientras que en la costa del Golfo de México de EE.UU. podría alcanzar un máximo de 12 pulgadas (304 mm).

Por ello, el CNH, con sede en Miami (EE.UU.), alerta de que las fuertes lluvias se producirán en una amplia área, incluyendo lugares muy alejados del centro de Nate en la costa del océano Pacífico en Centroamérica, regiones todas ellas que podrían sufrir inundaciones y deslizamientos de tierra.

El otro gran peligro de Nate son sus vientos de tormenta tropical, que se extienden hasta 115 millas (185 kilómetros) desde su centro.

De esta manera, se espera que las condiciones de tormenta tropical se mantengan todavía en parte de Honduras durante las próximas horas, para ir disminuyendo gradualmente.

En México, esta tarde se prevén vientos de tormenta tropical y por la noche podrían registrarse rachas de fuerza huracanada, con velocidad superior a 74 millas por hora (119 km/h).

Nate provocará además un aumento del nivel del mar de hasta 3 pies (1 metro) por encima de los niveles normales de marea en la península de Yucatán y las islas adyacentes. A esta marejada ciclónica hay que sumarle “grandes y destructivas olas”, advierte el CNH.

EFE