Europa y Rusia sí pudieron mandar su módulo a Marte

Comparte:

Redacción Apocaliptic.com
Foto: esa.int

14 de mar.- Finalmente el ExoMars 2016 despegó con éxito del cosmódromo de Baikonur en Kazajstán y ya se dirige rumbo a Marte, ante la celebración de los científicos de la Agencia Espacial Europea (ESA) y la agencia rusa Roscosmos, quienes lograron poner en órbita la pesada nave de 4.300 kilogramos.

Marzo 2016 era clave para la carrera espacial internacional, pues era el punto óptimo para mandar una sonda con rumbo a Marte para alcanzarlo en siete meses, cuando se encuentre en su punto más cercano a la Tierra; los europeos, quienes recibieron de última hora apoyo de los rusos, tras el abandono de la NASA en el programa que originalmente estaba planeado, celebraron en grande el éxito de la misión, la cual estuvo a punto de agonizar y ser cancelada, tras la deserción estadounidense.

En contraparte los estadounidenses tuvieron que cancelar el lanzamiento de nueva sonda de exploración marciana, debido a una avería, esto los obliga a esperar por otros dos años, para poder tener a Marte al alcance.

El cohete Protón-M, después de varios minutos del lanzamiento, finalmente lanzó la señal de confirmación de estar operando y con todos los dispositivos correctamente funcionando, por lo que científicos de varias naciones europeas celebraron el logro en la base de Kazajstán, pues ya se encuentran en camino a lograr nuevos hitos para la ciencia y la carrera espacial.

Los objetivos de la misión son esencialmente dos, primero dejar en la órbita marciana un satélite, que estará monitoreando las atmósfera del planeta rojo, y en segundo lugar poner sobre la superficie de Marte un módulo de exploración llamado Schiaparalli.

Con el satélite se pretenden conocer más datos acerca de la atmósfera marciana, una de las mayores intrigas es el origen del metano, pues podría ser señal de vida bacteriana en Marte, o bien señal de actividad geotérmica bajo la superficie marciana, lo cual buscarán encontrar los científicos.

Por su parte el módulo que estará llegando a Marte el 19 de octubre del presente año, tiene como objetivo primordial, confirmar que se tiene un mecanismo seguro para aterrizar en suelo marciano, con el objetivo de recabar datos que permitan asegurar la misión Exomars 2018, donde se prevé enviar un vehículo de exploración a Marte, el cual, además de recorrer grandes distancias, se busca que pueda realizar excavaciones de más de dos metros, para explorar el subsuelo marciano.

 

 


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *