Menor mata a su novia de 14 por celos en residencial de Monterrey

Comparte:

Monterrey, Nuevo León.- Lo que hubiera sido un día común en la vida de dos familias de Monterrey, Nuevo León se convirtió en tragedia, al teñirse de sangre la vida de uno de sus hijos y perder a otro para siempre, esto sucedió tras el homicidio de una menor de 14 años a manos de su exnovio de 17 años de edad.

El atroz hecho se registró este jueves -25 de febrero- en punto de las 17:50 horas en la casa que se ubica en el cruce de la calle Lyon y la Avenida Cumbres de San Agustín, en la Colonia Cumbres de San Agustín, Segundo Sector.

Al domicilio arribó César Alejandro N., quien tocó a la puerta y fue Perla Rebeca N. , quien le abrió y fue sorprendida por su ex novio, mismo que le apuntó con un arma, la obligó a entrar a la vivienda y ahí le disparó en la cabeza.

La niña cayó abatida, mientras que el joven corrió hacia la parte trasera, brincó la barda y se perdió en un monte, esto de acuerdo con información de medios locales, que indican que la menor estaba en compañía de un amigo, de 15 años de edad y presencio la agresión, le habló de inmediato a otro conocido para que solicitara el auxilio de una ambulancia y narró lo sucedido a las autoridades.

Fueron cuerpos socorristas y elementos de la policía municipal que arribaron al lugar, donde todavía encontraron con vida a la menor, pero su estado de salud era muy grave, ya que presentaba exposición de masa encefálica por el balazo que recibió.

Cabe mencionar que después de estabilizarla, los paramédicos la trasladaron al Hospital Universitario, en donde falleció minutos después de haber ingresado.

Por su parte, agentes de la policía ministerial acordonaron el área e interrogaron a los vecinos del sector, además de los testigos, y también revisaron cámaras de seguridad que había en algunas casas, mientras que peritos de la Procuraduría de Justicia Estatal (PJE) llegaron para recolectar las evidencias en la escena del crimen, en donde encontraron un casquillo, al parecer 9 milímetros, que quedó en la entrada de la casa.

Es de destacar que el lamentable suceso ocurre a seis días de que se cumplan 10 años del “asesinato de cumbres”, otro hecho que consternó a los regiomontanos y al país en general, donde el joven, Diego Santoy Riveroll asesinara a los dos hermanos menores de Erika Peña Coss quien era su novia; los hechos se dieron en el domicilio Peña Coss, ubicado en la colonia Cumbres 1er sector en Monterrey.

Santoy Riveroll, cuyo caso es conocido popularmente como “El Asesino de Cumbres”, fue condenado por el homicidio calificado de los niños María Fernanda y Erika Peña Coss, así como secuestro, lesiones calificadas y robo con violencia.

Hasta el momento, Santoy permanece recluido en el Cereso de Cadereyta en espera que los magistrados de una sala colegiada del Tribunal Superior de Justicia confirmen o revoquen la sentencia de 138 años y seis meses de prisión que recibió por parte del juez primer penal de Monterrey el pasado 11 de octubre del 2010.

En el 2011 dicho juzgado le impuso esa pena por considerarlo responsable del doble homicidio calificado en grado de tentativa, privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro y robo.

Santoy Riveroll, contrajo matrimonio en el 2009 con una de sus ‘fans’ el mismo día en que ocurrieron los hechos violentos de la colonia Cumbres. Tiempo después, ‘El Asesino de Cumbres’ se convirtió en padre, sin embargo trascendió extraoficialmente que Diego Santoy se divorció, versión que no es confirmada.

Por su parte, Erika Peña Coss se casó en el 2014 con Mike Otto, en San Miguel de Allende, Guanajuato.

Monterrey se ha teñido de rojo con los homicidios perpetrados a manos de menores de edad y jóvenes que han acabado con la vida de familiares, exparejas, amigos y parejas, otro caso relevante fue el ejecutado el pasado 20 de junio del 2015, donde un menor de edad, Luis Guillermo N., de tan solo 14 años, privó de la vida a cuatro personas que fueron identificadas como: Carmen Janeth Quintanilla Esquivel, de 26 años; Berenice Saucedo y Aracely Guadalupe Cerda, de 15 años y Erick Eduardo Lugo Álvarez, de 20 años de edad.

En su momento autoridades estatales y municipales encargadas de la investigación informaron que el móvil del crimen fue la venta de droga en la zona de la colonia Independencia.

 

Agencia Rasa


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *