Columna VERDADES MENTIROSAS… VAMOS AL CINE

Comparte:

“La historia del cine es una historia invisible: la historia de amigos juntándose, haciendo lo que aman. Para nosotros, el cine está comenzando…con cada nuevo zumbido del proyector, nuestros corazones palpitan fuerte, amigos míos”.

                   JONÁS MEKAS

                   

Gerardo Lara   

Las Aves de la creación vuelan sobre las fétidas aguas   electorales, cruzan el pantano, sin salpicarse las alas; tal es el caso de la MUESTRA 0° de METACINE que se exhibirá en la CINETECA MEXIQUENSE los días 28, 29 y 30 de MAYO, con la producción de METACINE CREACIONES y APOCALIPTIC.

En el punto más alto de las campañas de la rapiña y el vacío, en la plenitud de los mensajes que nos bombardean con dichos nauseabundos, en el clímax de la verborrea infernal que confunde y ensucia a nuestro cerebro, se levanta una propuesta creativa que hace las veces de remanso, en medio del torbellino hilarante y degradante de la lucha por el poder.

La pandemia aún no se va del todo, sus secuelas están por venir, pero si vamos a salir a votar, también podemos ir al cine; entre el torbellino político y la posverdad de la pandemia aún por verse, la MUESTRA cinematográfica, insólita, audaz y propositiva, es un oasis.

Vernos en el cine, será cumplir con una cita esperada por más de un año de segregaciones, impedimentos y la muerte sin fin. Vernos frente a la pantalla grande, será parte de la recuperación de nuestro espíritu, ya que, el ritual de reconocernos en “el cine” es en esencia una fiesta del espíritu humano, ese ente mágico, invisible e indivisible que es lo único que nos une.

Serán tres días de cine en los que nos volveremos a ver en torno a esa mágica celebración, extrañaremos irremediablemente a los ausentes y nos dispondremos a seguir indagando en la condición humana, para eso estaremos ahí.

En pantalla veremos los universos creados por cineastas cuyas motivaciones expresivas nacen de la más absoluta sinceridad, producciones diseñadas bajo la hipótesis de que “la imaginación lo puede todo”, huyendo de la autocensura: “es carísimo filmar”, librando las fronteras del dogma: todos los recursos son válidos, están abiertas todas las posibilidades que devienen de la naturaleza cinematográfica, imaginarlas, producirlas y exhibirlas son un eterno desafío.

Veremos propuestas realizadas sin la sombra pervertida de un “plan de negocios”, sin la pretensión chocante de un “itinerario de festivales”, liberados de las telarañas obcecadas de premios y cabildeos, nacen de la imperativa necesidad de crear por parte de amantes del cine, que subidos al tren de la tecnología se deciden a tomar las herramientas para expresarse y crear universos que provienen de nuestras realidades externas e internas.

A veces hay participación de alguna instancia estatal, otras de alguna privada y las más son producciones sacadas del “fondo de las piedras”; para el METACINE no hay fronteras creativas, enarbola el postulado de “absoluta libertad para la creación”.

Algo tienen en común los materiales reunidos: rebasan en pantalla sus respectivos presupuestos, en todos los casos se ve mucho, pero mucho más de lo que costaron, porque en todos ellos hay amor, pasión y la necesidad irrevocable de dar un grito cinematográfico. Filmadas a contracorriente de una industria copada por el grupismo carpetero, que ha viajado tan campante con los presupuestos de los subsidios estatales.

No hay límites para el lenguaje cinematográfico, participan en la muestra, cineastas con experiencia y cineastas debutantes, hombres y mujeres que perdieron el miedo y demuestran que hoy en día TODAS LAS PERSONAS PODEMOS CREAR METACINE; lo que significa que la posibilidad de filmar dejará de ser sólo de una clase social privilegiada y de una elite subida en el lomo de los fideicomisos.

Ahora llega el momento de la verdad, la confrontación con el monstruo de las mil cabezas, la obra se va de sus manos y el público se emocionará o no con sus propuestas, ¿lograran penetrar en sus mentes, sus almas y sus corazones?


Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *